El 25S llama a los diputados a denunciar la “brutalidad policial” en las últimas manifestaciones

Antidisturbios - Foto: Raúl Fernández
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La Coordinadora envía un formulario a los parlamentarios nacionales para que interpelen al Gobierno sobre la carga policial contra los asistentes a la protesta del pasado sábado en Sol. La Coordinadora 25S denuncia que la manifestación celebrada el pasado sábado en Madrid bajo el lema ’Monarquía no es democracia, es dictadura y corrupción’ fue escenario de un nuevo caso de “brutalidad policial a órdenes de Delegación del Gobierno y el Ministerio de Interior”. Una “represión” ante la que este colectivo ha solicitado la ayuda de los diputados en el Congreso.

El 25S ha enviado un formulario a los parlamentarios para que pregunten al Gobierno, entre otras cosas, si, tras este tipo de cargas policiales, “considera que el Estado Español cumple los mínimos democráticos” o si “existen ’listas negras’ o archivos policiales de personas por su opción ideológica.


En las ocho cuestiones que aparecen en este formulario para la Mesa del Congreso, al que los diputados únicamente tienen que añadir su nombre, grupo parlamentario y firma, también se pregunta si el Ejecutivo “pretende tomar alguna medida para solventar las graves carencias democráticas estructurales”.

“¿Va a continuar manteniendo una naturaleza represiva ante expresiones políticas?” o “¿piensa retirar el Gobierno proyectos como la Ley de Seguridad Ciudadana o la reforma del Código Penal?”. Estas son otras de las cuestiones que aparecen en este documento en el que recuerdan que en la manifestación del pasado sábado “se impidió el derecho de manifestación, de libertad de prensa” y “se agredió a personas que simplemente estaban en la calle”.

Tal es así que tres de los detenidos tuvieron que ser atendidos médicamente. En concreto, según destaca el 25S, Luis Ocampo tuvo que ser ingresado en la Fundación Jiménez Díaz “por cuadro sincopal inducido por las maniobras realizadas durante su detención; a Doris Benegas, miembros de la UIP, “le pisaron la cabeza mientras era detenida”; y una tercera persona tuvo que recibir 10 puntos de sutura en la cabeza “a causa de un golpe con la porra”.

Este colectivo recuerda organismos internacionales de Derechos Humanos han hecho también “llamadas de atención o severas críticas al estado español por su actitud”.