La auxiliar contagiada de ébola se enteró de que tenía el virus por ‘El País’

Teresa Romero Ramos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Teresa Romero Ramos dice que fue trasladada al hospital “en una ambulancia normal” y que los sanitarios “iban vestidos sin traje especial”. La auxiliar contagiada de ébola tras atender al misionero Manuel García Viejo ha dicho hoy que nadie le dijo que tenía el virus y que se enteró mirando El País por el móvil. Teresa Romero Ramos ha explicado que cuando estaba en el Hospital de Alcorcón empezó a pensar que ocurría algo malo cuando los sanitarios dejaron de entrar a verla.

Tal y como ha explicado en una entrevista en Las Mañanas de Cuatro, “sospeché que tenía ébola porque lo escuché detrás de una puerta, no querían decírmelo”. Por ello consultó Internet con su móvil, concretamente la web de El País, donde confirmó sus temores.

“Nadie me dijo que tenía ébola, lo vi en El País mirando el móvil”, ha dicho al ser preguntada por el conductor de este espacio, Jesús Cintora, al que ha dicho que ya se encuentra “mejor”.

La auxiliar ha aprovechado esta intervención telefónica, en la que se la ha podido ver visiblemente afectada por la medicación que está recibiendo -tanto que al final de la conversación ha preguntado con quién estaba hablando-, para agradecer a sus compañeros lo que “están haciendo por mi”.

Tras ello, ha explicado que cuando falleció Manuel García Viejo le llamaron a su casa desde el Carlos III para decirle que si tenía fiebre avisase, y eso es lo que hizo, aunque ha dicho que le “tomaron nota y poco más”.

“Llame al 061 y ahí vinieron a casa con ambulancia pero estaba fatal”, ha dicho la auxiliar, que ha confirmado que fue trasladada al hospital “en una ambulancia normal” y que los sanitarios “iban vestidos sin traje especial”.

De su estancia en el Hospital de Alcorcón, a donde fue trasladada, recuerda que se le hizo muy larga y que empezó a sospechar que estaba contagiada cuando los enfermeros dejaron de entrar para ver cómo se encontraba, cuando al principio lo hacían “cada hora”. Asimismo, ha comentado que no le quisieron decir nada a pesar de que preguntó a los médicos, pero “ya no hace falta preguntar nada cuanto te meten en una cápsula”.

Teresa, que ha comentado que “la preparación para tratar con el ébola fue de muy poco tiempo”, aunque no ha querido “matizar cuanto”, ha dicho que ningún miembro del Gobierno ha hablado con ella tras dar positivo en las pruebas.