El marido dice que no le han hecho las pruebas del ébola

Hospital Carlos III
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Javier Limón, que está en observación en el Hospital Carlos III, explica que sólo le están tomando la temperatura. El marido de la auxiliar contagiada de ébola ha dicho hoy que no le han hecho las pruebas para saber si está o no contagiado con el virus porque aún no presenta síntomas. Javier Limón, que está en observación en el Hospital Carlos III desde principios de semana, ha explicado que sólo le están tomando la temperatura.

Al ser preguntado en una entrevista en el programa ‘Espejo Público’ de Antena 3 si ha dado positivo en la prueba, el marido de Teresa Romero Ramos ha contestado con un rotundo “no”. Limón ha asegurado que no le han hecho “ninguna prueba” para ver si está contagiado, y ha dicho que las informaciones en las que se asegura que sí se las han hecho, incluso hasta en dos ocasiones, son “mentira”.

“Sólo me están tomando la temperatura” ha dicho Limón, tras lo que la presentadora de este espacio, Susanna Griso, ha intervenido para decir que tal y como tiene entendido “si no hay síntomas la prueba no sirve”.

El propio Javier Limón ha confirmado que está “bien”, que se encuentra “perfectamente” y que no ha tenido “ningún síntoma”. Y sobre su esposa ha dicho que “la cosa va despacito, pero parece que para adelante”, ya que las últimas informaciones apuntan a que está respondiendo bien al suero elaborado a partir de la sangre de la hermana Paciencia y al tratamiento experimental que se le ha suministrado, aunque ha reconocido que el susto por lo ocurrido ha sido muy grande.

Durante la entrevista Limón ha explicado que su mujer, que había ido al médico de cabecera y le habían puesto un tratamiento “como para una gripe, con paracetamol”, el viernes ya se dio cuenta de que estaba mal y “el fin de semana lo pasó en casa sin comer y levantándose únicamente para ir al baño”. “Le dije que llamara al Carlos III para que se pusieran en movimiento”, pero como les habían dicho que sería gripe Teresa “dijo de esperar”. Finalmente, ha contado, “el domingo por la noche llamamos explicando que era posible el contagio de ébola y para decir que tomaran precauciones”.

El marido de la auxiliar pensaba que “lo normal era llevarla al Carlos III”, aunque finalmente mandaron una ambulancia y trasladaron a Teresa a su centro de referencia, el Hospital de Alcorcón, donde permaneció un día. “Ella se fue y yo me quedé en casa. Luego fui al hospital y cuando pregunté me dijeron que tardarían un tiempo en conocer los resultados de la analítica”.

“Desde que salió de casa no la he vuelto a ver”, ha explicado Limón, que ha dicho que habla con su mujer por teléfono y que durante su convalecencia en casa tomaron medidas como “dormir separados”.

Tras ello, Limón ha señalado que Teresa está muy preocupada por lo que pueda ocurrirle a su perro, Excalibur, y ha dicho que si le pasara algo a su mujer “le da algo”. Por ello ha pedido a las autoridades “que no lo sacrifiquen” porque “sería un grave error de las autoridades” ahora que España está “en el foco internacional”. Además, ha recordado que como han dicho los expertos, “sería una oportunidad para estudiar el caso del ébola”.