Arrecia la polémica por la fiesta privada que dio Cospedal al PP en un monumento de Guadalajara

María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla-La Mancha
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La oposición pide explicaciones a Cospedal por usar irregularmente un Palacio por el que desde julio cobra a los ciudadanos. El hecho de que María Dolores de Cospedal utilizara el Palacio del Infantado, un monumento del siglo XV y el más emblemático de Guadalajara, para una fiesta privada del PP en la que participaron gran parte de los cargos regionales del partido sigue levantando ampollas.

La oposición pide explicaciones a la presidenta de Castilla-La Mancha ya que con dicha fiesta Cospedal incumple el nuevo reglamento de uso del Palacio del Infantado -aprobado para mas ‘inri’ por su propio gobierno el pasado mes de julio – y en el que se establece que el monumento no puede ser utilizado para eventos privados ni protocolarios, ni siquiera pagando por su uso, a partir de las 20,30 horas, como figura en la página web de la Junta.

Además, se da la circunstancia de que dicho reglamento fue muy criticado por los vecinos ya que hasta este verano el palacio era de acceso libre para todos los ciudadanos, pero a partir de julio el Gobierno de Castilla-La Mancha, presidido por Cospedal, como administración pública titular de la gestión del edificio, impuso el cobro obligatorio de tres euros a toda persona que quisiera entrar al inmueble.

Por eso, el PSOE va a presentar un escrito a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha solicitando la documentación sobre dicha “fiesta privada” del PP en el Patio de los Leones del Palacio del Infantado, “con la que María Dolores de Cospedal agasajó a los participantes en la Interparlamentaria de su partido el pasado viernes, 3 de octubre, a partir de las 21.00 horas horas y, por tanto, fuera del horario autorizado de uso del edificio”.

Así lo ha anunciado el secretario provincial del PSOE en Guadalajara, Pablo Bellido, quien ha explicado que van a solicitar a la Junta el certificado del registro de entrada de la solicitud de uso del Palacio del Infantado para esos fines y en esa fecha y horario, el certificado del registro de salida con la respuesta del Gobierno regional autorizando el uso del edificio para esos fines y en esa fecha y horario, según informó Efe.

De igual modo, los socialistas reclaman el informe técnico por el que se autorizó la excepción al horario reglamentado para el uso del Infantado y el certificado del movimiento de caja en el que se hizo efectivo el pago por el uso del palacio para organizar “la fiesta privada del PP”.

Según Bellido, el Grupo Parlamentario Socialista también presentará en las Cortes regionales preguntas escritas y orales para que el Gobierno de Cospedal “aclare todo lo relativo a dicha fiesta”.

“Inmoral y probablemente ilegal”>/strong>

El secretario general del PSOE de Guadalajara ha ido más allá al calificar el uso que el PP ha hecho del palacio del Infantado como “el último esperpento y escándalo del cospedalismo en Guadalajara” y “una escena digna de los Santos Inocentes, en la que se abre la puerta principal de este monumento para los señoritos cuando está cerrada para todos los ciudadanos desde que Cospedal decidió cobrar por visitar el palacio del Infantado».

El político socialista acusa a Cospedal y al PP de organizar su fiesta privada en el Infantado “de tapadillo, porque saben que además de inmoral, probablemente sea ilegal» y ha recordado que “Cospedal puso en julio una tasa por la que se obliga a pagar a los ciudadanos por entrar en el palacio del Infantado, para no permitir el libre acceso que siempre había tenido el edificio”.