Wert abronca a los rectores por hablar de recortes en las becas

José Ignacio Wert, ministro de Educación
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Educación arremete contra la CRUE por “confundir” a la ciudadanía con ‘mentiras’ sobre la reducción de las ayudas al estudio. José Ignacio Wert vuelve a estar enfrentado a los rectores universitarios por las becas. El Ministerio de Educación ha remitido un comunicado en el que arremete contra la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) por sus palabras ayer sobre los recortes en las ayudas al estudio, y le acusa de querer generar “confusión” en la ciudadanía usando datos que no se corresponden con la realidad.

Ayer mismo los rectores denunciaron en una rueda de prensa que la beca media que reciben los estudiantes ha descendido un 10,6% en los dos últimos cursos, todo ello pese a que como vende Educación a ‘bombo y platillo’ han aumentado los beneficiarios en un 5,4% hasta llegar a los 322.000 alumnos.

Pero la CRUE no se quedó ahí, ya que también criticó que Wert haya gastado en el último curso unos 500 millones de euros menos de lo presupuestado para la partida de becas. Concretamente, los rectores dijeron que mientras que el Gobierno anunció que el presupuesto de becas para 2013-14 iba a ser el mayor de la historia con una dotación de 1.411 millones, sólo ha ejecutado algo más de 909 millones.

Declaraciones que han caído como un jarro de agua fría en el departamento que dirige Wert, que se ha apresurado a emitir una nota en la que niega las afirmaciones de los rectores y arremete duramente contra ellos. El Ministerio mantiene que la inversión del Ejecutivo en becas el curso pasado fue la mayor de la historia y desglosa el reparto de los 1.411 millones de euros.

Concretamente, señala que la primera parte “se destina al pago de la convocatoria de becas” y tiene un importe de 1.060 millones de euros, mientras que la segunda “compensa a las universidades por las matrículas gratuitas de los becarios” y su importe es de 313 millones de euros. Por último, la tercera parte de esta partida, de 37 millones de euros, “paga las becas de matrícula de familias numerosas”.

“Los rectores generen confusión, alimentando un clima negativo y de incertidumbre que niega los esfuerzos del Gobierno en esta materia”, dice Educación.

Es por ello que “cuando los rectores afirman que la ejecución del presupuesto de becas es de 909 millones incurren en una grave confusión”, dice Educación, que explica que esa cantidad “es el importe pagado hasta septiembre de 2014 de una sola de las tres partidas que componen el sistema general de becas” y que realmente “el total de lo pagado por el sistema general de becas y ayudas al estudio hasta septiembre alcanza la cifra de 1.135 millones de euros”.

Y el Ministerio va más allá al decir que “a lo largo de los meses que restan se acabarán pagando 1.426 millones de euros, que es el presupuesto final de los conceptos de becas y que supera al presupuesto inicial”.

Tras ello, Educación arremete contra los rectores porque “tenían pleno conocimiento” de que el anterior sistema de becas era “insostenible” al consistir en “conceder becas con independencia de la cantidad presupuestada” -lo que dejó una deuda de 1.000 millones de euros- y no lo denunciaron.

Pero no se queda ahí, ya que el Ministerio critica también que la CRUE haga declaraciones que general “confusión” sobre una cuestión “tan sensible” como la de las becas, lo que contribuye a alimentar un “clima negativo y de incertidumbre que niega los esfuerzos del Gobierno en esta materia”.

Por su parte, la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, también ha salido en defensa del Ministerio en el que trabaja durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso. La ‘número dos’ de Wert ha reprochado sus palabras a los rectores porque, como ha señalado, “faltan a la verdad” cuando dicen que se ha recortado en becas, y ha dicho que no va a entrar a valorar por qué hacen una “interpretación sesgada” de los datos.