El PSOE dice que Rajoy es un “comodón” y que por eso no impulsa la reforma constitucional

César Luena, secretario de Organización del PSOE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

César Luena, secretario de Organización en Ferraz, dice que han denunciado a Pujol ante la Fiscalía porque su comparecencia en el Parlament “no aguanta un pase”. El PSOE sigue pidiendo una reforma de la Constitución para, entre otras cosas, solucionar el problema del independentismo catalán. César Luena está convencido de que ese es el camino para minorar la “fractura” que existe en Cataluña, y cree que el Gobierno acabará reaccionando y dando un paso en este sentido. Según el secretario de Organización socialista, si el Gobierno no lo ha hecho hasta ahora es porque Mariano Rajoy es un “comodón”.

Así lo ha asegurado en una entrevista en RNE, donde ha explicado que “estamos a tiempo, en el tiempo de la política”, para intentar solucionar la “fractura” que hay en Cataluña. Para ello, Luena ha defendido que es necesario abrir el debate sobre la reforma constitucional en base a tres puntos: “delimitación de competencias, financiación y reforma del Senado”.

Hasta ahora el Gobierno no se ha mostrado partidario de reformar la Carta Magna porque “Rajoy es un comodón”, ha dicho el socialista, que al ser preguntado si cree que habrá un cambio ha dicho: “Vamos a verlo”.

Y también ha defendido el modelo de Estado federal por el que apuesta el PSOE, porque “el federalismo significa pacto y autogobierno” y porque la igualdad no tiene que significar que todos tengan las mismas competencias.

Pujol

Por otro lado, sobre la denuncia presentada por el PSOE ante la Fiscalía contra Jordi Pujol, Luena ha dicho que “no le hemos impuesto nada a nadie. Le hemos puesto una denuncia a Pujol y a sus supuestos desmanes”, adelantándose así al calendario del PSC.

“El PSC hubiera preferido esperar a la aprobación de la comisión de investigación, pero ir a la Fiscalía es complementario”, ha explicado el secretario de Organización socialista, que ha comentado que el trato que dio el expresidente de la Generalitat al Parlament durante su comparecencia de la semana pasada “no aguanta un pase”, por lo que había que poner la denuncia “cuanto antes, mejor”.