Esperanza empieza a hostigar a Rajoy

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no ha dado ni los pertinentes cien días de tregua que se da a todo Gobierno y ha empezado a hostigar a su propio jefe de filas y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Aguirre ha lanzado a los empresarios de su máxima confianza a que adviertan al jefe del Ejecutivo que no contratarán si no abarata el despido. El encargado de poner en práctica este ataque ha sido Arturo Fernández, vicepresidente primero de la CEOE y presidente de la patronal madrileña CEIM.

A pesar de haberse quedado fuera de los focos y del reparto de poder en el nuevo Gobierno, Esperanza Aguirre quiere influir en La Moncloa. La presidenta madrileña, a través de los responsables empresariales de la región, trata de marcar la agenda política de Mariano Rajoy. Para ello, hoy mismo el máximo responsable de la CEIM, Arturo Fernández, empresario de la máxima confianza de la ‘lideresa’, ha asegurado que con la “rigidez” que presenta actualmente el mercado laboral español las empresas “no contratan con 45 días de indemnización por despido”.

La afirmación que ha hecho Fernández precisamente en Telemadrid abre un debate sobre el coste de los despidos que Rajoy no tenía sobre la mesa. Y es que, este tema no forma parte de las prioridades que el propio presidente del Gobierno se fijó tras conocer la mayoría absoluta que le otorgaron las urnas en las pasadas elecciones generales ante la radical oposición que sabe que despertaría en los sindicatos.

Ni Cándido Méndez ni Ignacio Fernández Toxo quieren que se toquen las indemnizaciones y ya han amenazado en los últimos meses con plantar batalla contra el Gobierno que lo hiciera. Un escenario de conflicto con los sindicatos que no desea Rajoy ahora que, al final, ha llegado a La Moncloa.

Así se escenificó hace unas semanas cuando encargó, por sorpresa, a los representantes de los trabajadores y a los empresarios una propuesta con la que reformar el mercado laboral tras la fiesta de los Reyes Magos.

Las ideas esgrimidas hoy por Fernández, como un contrato único con una indemnización de 20 días por año, con un máximo de doce meses, reventaría este clima de entendimiento impuesto por el propio Rajoy y el mencionado acuerdo para la reforma laboral.

Una vez más, Esperanza Aguirre quiere poner palos en las ruedas de su jefe de filas, ahora que el dirigente popular gallego vive su momento más dulce en su carrera política al convertirse en el nuevo inquilino de La Moncloa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA