Merlin, a la baja en el Ibex ante el endurecimiento fiscal a las socimis

Oficinas de Merlín en Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La última jornada del año del Ibex 35 llega teñida de rojo, y las acciones de Merlin Properties no son la excepción. El valor registra descensos del entorno del 1% tras conocerse ayer que el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos recupera el impuesto a las socimis que ambas formaciones habían pactado ya el año pasado.

En concreto, las acciones de Merlin Properties registraban descensos a media mañana de un 1,02% hasta los 12,65 euros, dentro de un Ibex 35 que a la misma hora se dejaba un 0,84% y perdía la cota de los 9.600 puntos. Sin salir del sector, los títulos de Colonial cedían un 0,62% hasta los 11,30 euros.

Según se conoció ayer, PSOE y Unidas Podemos han acordado para su Gobierno de coalición reformar el régimen jurídico y fiscal de las socimis, aunque el cambio, de producirse, no será muy radical. Ambas formaciones han pactado aplicar un tipo de gravamen del 15% sobre los beneficios no distribuidos entre sus accionistas, una fórmula que ambas partes ya pactaron sin que llegara a materializarse en el acuerdo presupuestario para 2019.

Hasta ahora tributan al 0%, es decir, están exentas de pagar el Impuesto de Sociedades y cuentan con una bonificación del 95% en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD), algo muy polémico para determinados actores sociales, como los sindicatos de inquilinos, que responsabilizan a estas sociedades de parte de la desbocada subida de los alquileres.

A cambio, eso sí, deben cotizar en Bolsa y repartir como mínimo el 80% de sus beneficios a sus accionistas a través de dividendos, que sí pagan impuestos. Esta obligatoriedad es la mayor diferencia con una empresa tradicional. El sector usa este argumento para defender que sí pagan impuestos de forma indirecta. De hecho, según un estudio de JLL y BME, desde 2014 estas empresas han repartido 1.394 millones de euros en dividendos, lo que se habría traducido en unos ingresos para las arcas del Estado de 265 millones, por la retención que hacen las compañías sobre el 19% del dividendo repartido.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA