www.elboletin.com

La CNMV pone cerco a la contabilidad de créditos fiscales y deterioro de activos

jueves 26 de diciembre de 2013, 00:00h
Logotipo de la CNMV
Logotipo de la CNMV
La CNMV ya ha revisado las cuentas auditadas de las sociedades españolas en 2012 y se ha puesto deberes para el año que viene: vigilancia extrema a la contabilidad de créditos fiscales y deterioro de activos.
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya ha fijado objetivos para 2014. El organismo supervisor está decidido a poner coto a las malas prácticas en la contabilidad de créditos fiscales, deterioro de activos y operaciones corporativas. Más transparencia y comparabilidad de cuentas son sus deseos para el año que viene.

El organismo ha anunciado que todas estas circunstancias “serán objeto de especial escrutinio” a la hora de revisar las cuentas de este 2013 que toca a su fin y que las sociedades presentarán a lo largo de los primeros meses del próximo ejercicio. Para ello, explica una nota al respecto, se vigilará de cerca el desglose de la medición del valor razonable de activos no financieros, se evaluará la medición del impacto fiscal de las actualizaciones de balances y se seguirá de cerca la contabilización de los bonos contingentes convertibles, los denominados ‘cocos’, en boga desde su uso por parte del Estado para entrar en el capital de las entidades nacionalizadas.

Estas medidas, y otras que no se detallan, buscan “garantizar la máxima transparencia y comparabilidad de la información” aportada por las sociedades españolas y además aplicar las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) bajo la coordinación de la ESMA, el supervisor europeo.

Mientras tanto, a lo largo de 2012, la CNMV recibió un total de 395 informes de auditoría de cuentas anuales correspondientes a 234 sociedades. La cifra ha sido un 1,7% inferior a la de hace un año debido “al proceso de integración del sector financiero”, explica el supervisor español. Sin embargo, el número de auditorías con opinión favorable mejoró ligeramente hasta abarcar al 96,7% de los presentados. Todos los referidos a compañías del Ibex gozaron de luz verde por quinto año consecutivo.

Sólo una entidad, según los datos recopilados por el organismo, presentó opinión denegada de sus auditores. Las salvedades disminuyeron de 12 a 10, mientras que se registraron nueve párrafos de énfasis menos, hasta un total de 170 casos. De éstos, 50 se refieren a “dudas” sobre la continuidad de negocio de las sociedades involucradas frente a los 35 casos de este tipo en 2011. Un hecho que la CNMV atribuye a “la prolongación de la difícil situación económica” y que se ha traducido también en 13 solicitudes por parte del supervisor de información adicional sobre situaciones concursales.

De todos los informes remitidos y estudiados, un 96,3% de los mismos correspondía a alguna de las cuatro grandes firmas globales de auditoría, confirmando la fuerte concentración del sector. Aunque cede ligeramente con respecto al año 2011, en el caso de las cotizadas del Ibex 35, este porcentaje asciende hasta el 100%. Estos documentos se remitieron en soporte electrónico en un 64,1% de los casos: 150 entidades frente a las 106 de hace un año, subraya el supervisor en el segundo curso en que se facilita no tener que presentar la documentación en soporte físico.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.