www.elboletin.com

Las ‘telecos’ británicas presionan a Bruselas para que dé vía libre a la venta de O2

martes 09 de febrero de 2016, 00:00h
o2
o2
Las operadoras consideran que la absorción por Hutchison podría restaurar la competencia en el sector tras la compra del mayor operador móvil local por el antiguo monopolio BT.
La hoja de ruta de Telefónica en Reino Unido se ha encontrado con unos aliados inesperados: sus competidores. Los operadores de telecomunicaciones del país se han unido en reclamar a la Comisión Europea que otorgue ya vía libre a la venta de O2, filial de la española en el mercado británico, a la asiática Hutchison.

El primero en mostrar su interés en que Bruselas autorizase la operación fue el operador francés Iliad, interesado en crecer a la otra orilla del Canal de la Mancha. El multimillonario Xavier Niel, principal accionista de la compañía, ha apuntado a que con la integración de O2 en Three, la marca británica a través de la que opera Hutchison, facilitaría su desembarco en el país y, por extensión, una mayor competencia y competitividad en el sector.

Las perspectivas que se desea Iliad vienen por la previsible venta forzosa de ciertos activos que podrían marcar los reguladores antimonopolio británicos y comunitarios. Un paquete a cuya compra podría aspirar la francesa para facilitar su irrupción en el mercado. Se trata de los mismos argumentos por los que Virgin Media se ha lanzado a defender la desinversión estratégica de Telefónica.

En este caso, Virgin ha echado el ojo a la operación como una oportunidad para ganar cuota de mercado en telefonía móvil a través de su operador virtual. En este negocio cuenta ya con tres millones de clientes, lo que representa una cuota de mercado inferior al 19% que detenta en banda ancha. En este sentido, según subraya prensa especializada local, se apunta que en operaciones similares de concentración aprobadas en Austria e Irlanda, las alternativas al consumidor han crecido gracias a las concesiones que para cada uno de los casos aprobó Bruselas.

Hasta la fecha, un tercer operador se ha sumado a las presiones para que la venta de O2 salga adelante. Sky considera que la operación podría facilitar su salto al mercado de la telefonía móvil, que ya inició de hecho el año pasado con un acuerdo para el uso de redes de la todavía filial británica de Telefónica. Esta ‘teleco’ cuenta con una cuota de mercado del 22% en banda ancha y quiere plantar cara al órdago de British Telecom (BT), que acaba de cerrar la compra de EE, hasta ahora el mayor operador móvil del país.

Bruselas sigue analizando la documentación remitida por O2 y Hutchison sobre la operación, sobre la que debería emitir un juicio definitivo el próximo 22 de abril. No obstante, los analistas coinciden en que el proceso se ha facilitado en gran medida desde que el operador asiático extendió ofrecimientos adicionales para garantizar la competitividad del mercado. En su plan se recoge el compromiso de congelar tarifas por cinco años y, además, ejecutar inversiones para el desarrollo de la red por 5.000 millones de libras -unos 6.525 millones de euros- en el mismo espacio de tiempo.

José M. Del Puerto

Madrileño y viajero inquieto que junta letras en ElBoletin.com desde 2010. Más concretamente, revolviendo entre los números y los nombres de la Bolsa como redactor de mercados.

Google Plus de José manuel del Puerto

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios