www.elboletin.com

Enel da el paso definitivo para que Endesa deje de pagar impuestos en España

viernes 12 de septiembre de 2014, 00:00h
Sede de Endesa
Sede de Endesa
El traspaso definitivo de los antiguos activos latinoamericanos de Endesa está listo. Un movimiento con el que sus dueños italianos pretender esquivar a la Hacienda española.
Sede de Endesa
Sede de Endesa
El grupo italiano Enel está a punto de cerrar su golpe maestro para dejar de rendir cuentas al ministro Montoro. La energética transalpina ha puesto ya sobre la mesa 8.253 millones de euros para hacerse con los activos latinoamericanos de Endesa a través de una filial creada ex profeso que le permitiría esquivar al fisco español.

A falta de que se consume este paso definitivo, toda la estructura está ya lista para conseguir este objetivo al que se refería ABC el pasado 5 de agosto. De momento, Endesa ya está vaciada de sus activos en Latinoamérica, antigua joya de su corona, que ahora se encuentran agrupadas en Enersis, la marca chilena del grupo italiano. Ahora, queda un último movimiento para ejercer el control total sobre estas preciadas participaciones y de paso ahorrarse la tributación correspondiente a las mismas.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los italianos de Enel explican que ya han presentado su oferta a la presidida por Borja Prado y que en realidad controlan en un 92%. El precio incluye la prima del 11% sobre la valoración inicial que la transalpina se comprometió a ofrecer a su marca española. Sin embargo, el dividendo extraordinario que ya se prepara en la compañía hará que este desembolso sea realmente de ida y vuelta a los cuarteles generales de grupo en Roma.

En este baile de participaciones y desembolsos, más allá del ya consumado traspaso de activos desde Endesa a la chilena Enersis, el papel clave lo juega la nueva filial Enel Europe Energy. Vía Chile, los activos llegarían a esta sociedad con sede en España pero filial directa y al 100% de la cabecera del grupo en Italia que terminaría por mantenerse como dueña del 92% de Endesa y estrenará un 60,6% de Enersis. Pero antes, según publicó el rotativo de Vocento, su cartera ya contaría con unos 40.000 millones de euros de deuda, procedentes en su mayoría de los préstamos que la italiana tuvo que suscribir para hacerse con la todavía cotizada en Madrid.

Los elevados intereses de esta cartera de pasivo a buen recaudo, según el diario, se comerían los beneficios que hasta ahora reportaban a Endesa sus preciadas inversiones en Latinoamérica. Es así que el resultado sería dejar de pagar impuestos por estos activos en España y limitar el negocio de Endesa al cada vez menos rentable mercado español. Un mercado en el que además, los ingresos que podría dedicar a inversiones tras la venta de las participaciones en Latinoamérica, regresará a Italia en su gran mayoría en forma de dividendo para, de paso, evitar una vez más las normas tributarias españolas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.