Los dividendos de las cotizadas suben un 9%, pero aumentan los pagos en acciones

Las cotizadas de la Bolsa española repartirán entre este mes de diciembre y enero 3.600 millones de euros en dividendos, un 9% más que en los mismos meses del año pasado. Sin embargo, cada vez son menos las empresas que rompen la hucha en torno a la Navidad para pagar a sus accionistas en efectivo y el pago mediante nuevas acciones, más favorable para la caja de las compañías, gana terreno un año más en el parqué madrileño.

En total, las compañías negociadas en la Bolsa española desembolsaron algo menos de 3.300 millones en los mismos meses del año anterior. Una cifra que mejorará un 9% según las estimaciones de un informe realizado por Ahorro Corporación Financiera -el bróker de las cajas de ahorros- y de los pagos ya anunciados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Serán 24 las cotizadas nacionales que endulzarán a sus inversores el cierre de un ejercicio en que el selectivo Ibex 35 se ha dejado un 15,6% a falta de nueve sesiones para que el palacio de la Plaza de la Lealtad cierre sus puertas hasta 2012. Dentro de este índice, serán 19 las compañías que premiarán a sus accionistas en estos dos meses. De ellas, según las estimaciones de Ahorro, cuatro recurrirán al pago mediante nuevos títulos de la compañía. Una práctica que en jerga bursátil se conoce como ‘script dividend’ y que cada vez se gana más seguidores entre las cotizadas.

El pionero en introducir esta práctica en la Bolsa de Madrid fue el Banco Santander. Desde entonces, compañías como Iberdrola, Gamesa y Gas Natural han seguido el modelo; amén de varios de sus compañeros de sector, como BBVA, CaixaBank (antes Criteria), Popular y Bankinter. Además, los dos últimos podrían repetir ‘script dividend’ en las próximas semanas de acuerdo con las previsiones del bróker bursátil. Una opción a la que cada vez más empresas recurren por ser la más beneficiosa para unas cajas maltrechas tras un 2011 que no ha mejorado sus balances.

Iberdrola y Santander, por su parte, ya han anunciado que recurrirán a esta modalidad de pago para preservar su caja. La energética podría ofrecer un mínimo de 0,143 euros por acción el próximo día 20 de enero a un 60% de sus inversores si se repiten las cifras de su último pago de este tipo. El banco, pagaría unos 0,128 euros al 27% de sus accionistas si ocurre lo mismo.

Mientras, Bankinter y Popular podrían anunciar un dividendo en acciones liberadas que estarían dispuestos a comprar por 0,048 y 0,045 euros respectivamente si se confirman las perspectivas del informe de Ahorro Corporación Financiera. En el caso del Popular, el desgaste de una caja que tendrá que hacer frente a la absorción del Pastor sería de unos 17,5 millones de euros, si repiten su preferencia por efectivo los mismos accionistas que así lo hicieron en el último pago de este tipo (27,8%).

El ‘script dividend’ consiste en una ampliación liberada de capital, es decir, llevada a cabo por las compañías a cuenta de sus propias reservas y sin coste para los accionistas más allá del efecto dilutivo. Cada uno de los inversores recibe un número de derechos de suscripción sobre las nuevas acciones en función de su participación previa en el capital de la compañía que puede ejecutar finalmente, vender en el mercado o a la propia compañía. Un porcentaje representativo de accionistas opta por ejecutar sus derechos o venderlos a un tercero, por lo que la compañía no debe deshacerse de más efectivo que el necesario para la ampliación, que revierte en una mayor capitalización bursátil.

Una opción la del pago en nuevos títulos más popular que la de revisar dividendo. Un extremo al que han tenido que recurrir compañías como Telefónica, Miquel y Costas, FCC y Ebro Foods, que el próximo 23 de diciembre pagará a sus accionistas 0,179 euros por acción, un 28,4% menos de lo que distribuyó el año anterior. En el otro extremo, compañías como Enagás (22,1%), Viscofan (20%) y Repsol (10%) ya han anunciado que este año el ‘regalo de Navidad’ a sus accionistas será mayor que en el invierno pasado.

Más dividendo en 2011
Según las últimas cifras recogidas por BME, que abarcan hasta el pasado mes de octubre, el conjunto de las cotizadas han repartido un total de 21.005 millones de euros, una cifra que supone un 11,8% más que lo desembolsado hasta el cierre del mismo mes de 2010. Si además se cuantifican la devolución de primas de emisión y otros modelos de retribución al accionista la cifra acumulada en este ejercicio alcanza los 26.452 millones, un 38,7% más que en los diez primeros meses del año pasado y un 7,6% por encima de todo lo entregado a los inversores de la Bolsa española en el ejercicio 2010.

Este repunte en la retribución al accionista, unido a la senda bajista que ha dominado el mercado de renta variable durante buena parte del año, ha dejado algunas cotizadas en cotas máximas de rentabilidad por dividendo. Telefónica, a pesar de los últimos ajustes, sigue en cabeza del Ibex 35 con un tipo del 11,8% sobre precios actuales de mercado. Le sigue otro peso pesado del índice de referencia español: Santander, con un 10,82%. Completan este podio Abertis (10,67%), BME (9,15%) y ACS (9,09%), que precisamente ha sido la última cotizada española en dejar abierta la puerta a un posible pago en acciones liberadas.