El Tesoro supera con nota dos subastas en tres días

Las dos últimas emisiones del Tesoro Público se han saldado con un éxito rotundo al colocar más del máximo previsto y a unos tipos inferiores a los de anteriores citas. Hoy las arcas públicas han colocado obligaciones por casi el doble de lo programado a unos tipos lejos del 7% de la última subasta y hace dos días logró encontrar dueño a unas letras de deuda a tipos de casi un punto menos que el 5% del pasado mes de noviembre.

Este jueves el Tesoro Público ha colocado más de 6.000 millones de euros en obligaciones de deuda. Una cifra que casi ha doblado el máximo esperado por el organismo, que pretendía buscar dueño a bonos por entre 2.500 y 3.500 millones.

En un primer rango a diez años, el erario público ha colocado un total de 2.177 millones de euros con cupón del 4% a una rentabilidad del 5,239%. Un tipo que se queda casi a medio punto por debajo del que estos mismos bonos marcan en el mercado secundario de deuda, donde al cierre de esta edición se negociaban al 5,7%. Sin embargo, el éxito de la subasta viene no tanto de esta diferencia sino del descenso desde el 7% al que se colocaron bonos de este mismo tipo el pasado 17 de noviembre.

También se ha encontrado dueño para 1.400 millones en obligaciones con cupón del 5,50% y vencimiento a 30 de abril de 2021 con una rentabilidad también lejos del último 7%. En este caso, la rentabilidad exigida por los inversores que han acudido con fuerza a la cita ha sido del 5,564%.

En el último tramo subastado hoy, a cinco años, se han colocado 2.451 millones de euros aunque la demanda ha llegado a solicitar casi 5.000. Los bonos se han colocado con un cupón del 3,15% y un tipo de interés del 4,058%, más de un punto por debajo del 5,28% cosechado en la cita anterior.

Las arcas públicas españolas han revalidado en esta penúltima subasta del año las cifras alcanzadas en la emisión de letras del martes. Una situación que contrasta con la del Tesoro italiano que ayer mismo tuvo que elevar la rentabilidad de sus bonos a cinco años hasta un nuevo récord del 6,5% para atraer inversores. Antes de fin de año, el Tesoro solo tendrá que acudir una vez más a los inversores para cumplir con su programa de financiación: el próximo día 20 con letras a 3 y 6 meses.

La prima de riesgo de los bonos españoles a diez años ha descendido con respecto a primera hora de hoy en 20 puntos básicos. El positivo resultado de subasta ha permitido que la rentabilidad exigida a los papeles españoles en el secundario cayese hasta el 5,57% al cierre de esta edición frente a un ‘bund’ al 1,93%.