Las Bolsas celebran el posible aumento de poder del BCE

Los parqués europeos han estrenado este lunes un renovado ánimo alcista para celebrar por adelantado la posibilidad de que el Banco Central Europeo pueda adquirir un mayor protagonismo en el mercado de deuda. Los valores financieros y los llamados cíclicos han encabezado los rebotes de una sesión que, en muchas plazas, ha superado el 4% y se ha hecho un hueco entre las más alcistas de este 2011.

El parqué parisino, con alzas del entorno del 5%, era al cierre de esta edición el más favorecido por un ánimo inversor que confía en una pronta solución de la crisis de deuda soberana en el Viejo Continente. La posibilidad de que Alemania finalmente acepte una mayor intervención del BCE en los mercados de deuda han sido el caldo de cultivo para recuperar la apuesta por las compras.

Precisamente una entidad financiera gala, BNP Paribas, se apuntaba el mayor rebote de entre sus compañeras de sector en Europa con alzas que, poco antes del cierre de sesión, llegaban al 12%. Natixis, Société Générale y Crédit Agricole se apuntaban todas más de un 10%. Porcentajes que tan solo los bancos belgas Dexia y KBC lograban superar con un 13% y un 15% respectivamente.

En el resto de parqués, el cambio de rumbo también se hacía patente. Milán, en el centro de los movimientos especulativos en las últimas semanas, se anotaba un rebote del 4,6%. Los dos primeros puestos de su selectivo eran para Unicredito e Intesa Sanpaolo, ambos por encima del 8%.

Deutsche Bank se convertía en el más adelantado de su sector en Alemania, con alzas del 7,3%, en el DAX de Fráncfort, que en su conjunto se hacía con alzas del 4,7% gracias también a la pujanza de valores cíclicos como los fabricantes de automóviles. En este sector los más pujantes eran Daimler (8%), Fiat (6,3%) y Peugeot (5,6%).

La posibilidad de que el BCE de Draghi pueda intervenir con más holgura sobre la deuda periférica ha desterrado el rojo del Viejo Continente. Los valores más pujantes del paneuropeo Eurostoxx 50 eran, junto al banco francés BNP, su compatriota Axa (11,7%) y el banco holandés ING (10%). El selectivo de la Eurozona llegaba al cierre con la tercera mayor subida de este año 2011, con un 4,9%.

El diferencial de los bonos españoles a diez años se ha rebajado en diez puntos básicos desde el pasado viernes hasta hoy, hasta los 432 puntos básicos. La posibilidad de que el Banco Central Europeo pase a desempeñar un papel más activo en el mercado de deuda soberana ha acortado la distancia marcada entre un ‘bund’ alemán más caro (2,31%) y unos periféricos con una negociación más calmada.