Bolsa

Bruselas vuelve a intentar poner freno a la especulación bursátil con máquinas automáticas

La Eurocámara vuelve a intentar echar el freno a la especulación bursátil con máquinas de negociación automática. Los supervisores nacionales deberán aprobar los mecanismos de estos ordenadores. Las autoridades europeas vuelven a echar el ojo a la especulación bursátil automática. La Eurocámara y los gobiernos de los 28 países miembros han alcanzado tras muchos intentos un acuerdo para intentar de poner coto a la negociación de alta frecuencia a través de máquinas automáticas que multiplican la volatilidad de los mercados.

El nuevo reglamento para echar el freno al ‘trading de alta frecuencia’ o HFT, por sus siglas en inglés y tal y como se conoce en jerga financiera, debe aún ser aprobado por el pleno de la Eurocámara así como por todos los ministros de Economía y Finanzas de los países miembros. La norma establece nuevas salvaguardas para las actividades de negociación algorítmica automática que lanzan órdenes de compraventa de acciones y otros activos de inversión en milésimas de segundo y sin que medie la mano de persona alguna.

La Comisión Europa ha señalado en varias ocasiones el riesgo de alteración de precios que estas operaciones suponen y que en los últimos años han llegado a suponer el colapso de algunas importantes plazas de negociación internacional. La propuesta con la que por enésima vez se busca poner freno a estas prácticas pasan por imponer ‘cortocircuitos’ a la negociación si la volatilidad de precios es demasiado alta.

Además, se plantea que las autoridades supervisoras de los países miembros tengan que dar su visto bueno a los algoritmos con los que operan estas máquinas. Un menester para el que contarían con la coordinación del supervisor europeo ESMA. Los operadores también deberían almacenar un registro detallado de todas las operaciones realizadas, tal y como ya exige la directiva relativa a los mercados de instrumentos financieros, la conocida MiFID que entrará en vigor el próximo mes de febrero.

Más información