Bañuelos “espera” que Amper vuelva a beneficios con el despido de otros 90 trabajadores

Sede de Amper

La Amper de Bañuelos ya tiene listo su segundo ERE desde el desembarco del inversor valenciano. Con estos despidos, la compañía “espera” volver a “la senda de los beneficios”. Amper ya tiene listo su nuevo plan de despidos. La tecnológica escogida por Enrique Bañuelos para su vuelta a las finanzas españolas mandará a casa a cinco de sus trabajadores y podría hacer lo mismo con otros 85 de aquí a junio. Una reducción de personal que la compañía “espera” que repercuta favorablemente en los resultados de los próximos ejercicios y devuelva a “la senda de los beneficios” su negocio en España.

En estos términos defiende Amper su decisión de volver a recortar empleo. Y es la segunda vez que lo hace desde que Bañuelos desembarcó en la compañía tecnológica. En cualquier caso, la dirección y los sindicatos han alcanzado un entendimiento para reducir de 105 a 90 los afectados por este nuevo expediente de regulación de empleo (ERE).

Este acuerdo lleva a término las intenciones anunciadas por la cotizada el pasado mes de noviembre. De los 105 contratos a extinguir en un principio, 40 se correspondían a empleados no incluidos en el plan de despidos de 2013, mientras que 65 eran contratos que ya habían estado incluidos en esta hoja de ruta anterior y que no se llevó a completo término. Entonces, los despidos o suspensiones de empleo afectaron a un total de 159 personas.

La compañía espera cumplir con esta nueva hoja de ruta en los primeros seis meses de 2014, pues hasta entonces tiene libertad para convertir en despidos las 85 suspensiones de empleo ahora decretadas. Los recortes afectarán a la matriz y las filiales de sistemas y comunicaciones de empresa.