Zeltia se dispara en Bolsa tras el visto bueno del Yondelis en Europa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las acciones de Zeltia se llegaron a disparar más de un 36% en la Bolsa española después de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA) emitiese una opinión positiva sobre la comercialización de su medicamento contra el cáncer de ovario, Yondelis. Esta mañana, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió la cotización de la farmacéutica antes de la apertura de los mercados y la levantó a media sesión mientras era difundida esta información.

Tras el levantamiento, la Sociedad de Bolsas tuvo que ampliarle el rango estático en dos ocasiones, hasta el 40% para fijar el precio. La demanda de acciones de Zeltia llegó a ser cuatro veces más que la oferta. Tras el periodo de ajuste, la compañía regresó con fuertes subidas hasta los 4,91 euros frente a los 3,59 euros que marcó al cierre de ayer.

En concreto, la EMEA recomendó la autorización de comercialización de Yondelis, fabricado por Pharmamar, filial del grupo Zeltia, administrado con Caelyx para el tratamiento del cáncer de ovario recurrente platino-sensible en la Unión Europea.

Yondelis será ahora propuesto para aprobación final por la Comisión Europea en la indicación señalada, y la autorización de comercialización podría ser otorgada “próximamente”. Los directivos de la farmacéutica señalaron hoy que mantienen sus previsiones de ventas máximas para Yondelis para tratamiento de cáncer de ovario en 300 millones de euros al año a partir del quinto año de comercialización. Zeltia cerró el primer semestre con unas pérdidas netas de 6,9 millones de euros frente a los 12,4 millones del mismo periodo del año pasado.

El presidente de Zeltia, José María Fernández-Sousa, aseguró hoy que la farmacéutica podrá estar en “números negros” a finales de 2010 y apuntó que las ventas de Yondelis para tratar el cáncer de ovario recurrente serán “tres o cuatro veces mayores” que las del mismo fármaco para el sarcoma. Fernández-Sousa aseveró que la decisión de la EMEA había sido un «alivio» para la compañía, que espera ahora la autorización definitiva de la Comisión Europea, que tiene 45 días para pronunciarse. Tras la luz verde de Bruselas, el fármaco podría tardar un mes más en estar disponible en España.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA