Los mercados cotizan al alza la posible caída de Berlusconi

La Bolsa de Milán dejó atrás las fuertes caídas con las que inició la jornada para repuntar a media sesión más de un 2%, subida coincidiendo con los crecientes rumores sobre la dimisión del primer ministro Silvio Berlusconi. A pesar de que el Gobierno ha desmentido este extremo, el parqué italiano mantenía poco antes del cierre las subidas. La prima de riesgo, no obstante, se mantiene en récords.

El director del periódico “Il Foglio”, Giuliano Ferrara, y el subdirector de “Libero”, Franco Bechis, aseguraron hoy que el presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, prepara su dimisión. Para Ferrara, la dimisión de Berlusconi llegará ya hoy, pues es “cuestión de horas”, explica en la edición digital del rotativo, cuyo principal accionista es Paolo Berlusconi, hermano del actual primer ministro. Mientras que Bechis publicó un mensaje en la página del periódico en la red social Twitter en el que afirma que tenía “noticias contrastadas sobre que Berlusconi presentará su dimisión mañana por la mañana”.

El Pueblo de la Libertad (PDL) “le había pedido que dimitiese hoy, pero él ha dicho que mejor mañana porque tenía citas privadas en Milán” (Italia), agrega Bechis. El subdirector explica que Berlusconi intentará en estas últimas horas convencer a algunos de los diputados que le han dado la espalda para poder presentarse mañana con una amplia mayoría en la votación de las Cuentas del Estado de 2010.

Dado que la oposición ha anunciado que podrá abstenerse, el primer ministro podría decidir tras la votación subir al Quirinal, la sede de la República, para presentar su dimisión al Jefe de Estado, Giorgio Napolitano, agrega Bechis. Los presupuestos ya recibieron el pasado mes el rechazo de los diputados, lo que desencadenó una moción de confianza. El resultado reflejó el exiguo margen con el que cuenta el ejecutivo de Berlusconi. El primer ministro italiano superó la moción con el apoyo de 316 votos, frente a un total de 630 votos.

En el caso de que mañana el Congreso no respalde los presupuestos, Berlusconi podría afrontar otra moción de confianza, con un resultado aún más incierto que el registrado el pasado mes.