La clase business impulsa a Vueling: ya cotiza un 11% sobre la OPA de IAG

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La gráfica de Vueling cuenta con un motor adicional para seguir ganando altura: los viajeros de clase business. La creciente cuota de mercado de que goza la ‘low cost’ en este segmento ha concedido a su cotización un nuevo tramo alcista y sus acciones ya se negocian un 11% más caras de lo que IAG ofreció por ellas en la OPA del pasado mes de noviembre.

Este miércoles, los títulos de la aerolínea llegaban a tocar los 7,80 euros por acción en los cruces más alcistas de la sesión gracias a sus pasajeros ‘de altos vuelos’, casi un euro por encima de lo ofrecido por IAG. Y es que, Vueling se ha convertido en la compañía del sector en que más ha crecido el número de pasajeros de negocios en los últimos dos años; algo que además era uno de sus objetivos clave de desarrollo a medio plazo.

La de bajo coste ha pasado de contar con una cuota del 20% en clase business a un 33% a cierre de 2012. Así se desprende del II Estudio de Hábitos y Tendencias de los Viajes de Negocio en España, que sin embargo muestra un retroceso de dos puntos porcentuales para Iberia y de siete puntos para Lufthansa. Un avance que se deja palpar también en una cifra récord de viajeros el pasado ejercicio, en que un total de 14,8 millones de pasajeros escogieron a la cotizada para sus vuelos.

El director de ventas de Vueling, Jordi Porcel, destacó recientemente que esperan operar más de 100 rutas de cara al próximo verano. Un crecimiento exponencial que explica que el pasado diciembre se cerrarse con un nuevo incremento de viajeros, en esta ocasión del 14,3% pese a una ligera caída en la ocupación de sus aeronaves. La desaparición de Spanair también ha sido uno de los factores que han hecho posible esta remontada, por fundamentales y por cotización, de la aerolínea.

Más allá de las cifras de negocio, la especulación en torno a la oferta de compra de IAG -el holding que agrupa a Iberia y British Airways- también ha ayudado a que Vueling haya superado el precio ofertado por su matriz. En los últimos meses, varios de sus accionistas de referencia han incrementado posiciones en el valor a la espera de cerrar una operación redonda con su posterior venta.

La presión compradora de UBS, Deutsche Bank y BNP Paribas a la espera de que las aerolíneas de bandera mejoren su puja por la ‘low cost’, algo más que probable según varios analistas a la luz de la evolución de sus negocios, ha llevado a Vueling a probar precios desconocidos en las últimas 52 semanas de cotización. Según Bloomberg, hay algunos accionistas que no parecen dispuestos a despedirse de su inversión en la cotizada por menos de 9,00 euros la acción, entre ellos el ‘hedge fund’ Farringdon Capital Management.

Mientras llegan las cartas sobre la mesa para la operación, aún pendiente de formalizarse ante los supervisores del mercado, Vueling ya ha subido un 43% y con volumen, juzgan los chartistas. Este miércoles, los gestores que dominaban la negociación sobre el valor eran Link Securities, Inversis Banco y UBS del lado de las compras; Ahorro Corporación Financiera, Banesto y BBVA, en las ventas.