El Ibex 35 pierde los 8.600 puntos con la caída del PIB estadounidense

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El selectivo Ibex 35 ha terminado por cerrar un 0,82% a la baja una sesión que en su apertura apuntaba escasos movimientos. El índice de referencia de la Bolsa española alcanzaba el toque final de la campana en los 8.571 puntos básicos después de haberse conocido que la economía estadounidense se contrajo un 0,1% en 2012 debido al mayor recorte en gasto militar en el país desde el fin de la Guerra de Vietnam.

La Bolsa española apunta este miércoles hacia una nueva sesión anodina, sin grandes movimientos a un lado u otro de la gráfica mientras espera las conclusiones de la Reserva Federal estadounidense. Así, el Ibex 35 se apunta un ligero descenso del 0,25% que le permite mantener los 8.600 puntos mientras la prima de riesgo cae por debajo de los 350 enteros.

A media sesión, la reducción del riesgo-país, gracias al éxito de la subasta de deuda celebrada en Italia y las dificultades que también hoy mismo ha encontrado Alemania para colocar sus papeles, no se trasladaba a la renta variable. La mayoría de grandes valores europeos corregían posiciones frente al cierre de ayer y las plazas aguantaban el tipo por la mínima pese a haber intentado una apertura ligeramente alcista y al unísono.

Con este escenario el Ibex 35 alcanzaba la media sesión al filo de los 8.620 puntos básicos. A salvar precios ayudaban las remontadas de Endesa (+2,2%), Inditex (+2%), Mapfre (+0,5%), Abengoa y Ferrovial, con avances del 0,3% en ambos casos. Sin embargo, los bruscos retrocesos de Sacyr (-2,5%), Técnicas Reunidas (-2,1%), Indra (-2%), Sabadell (-1,8%) y FCC (-1,7%) se encargaban ya de teñir de rojo una sesión más el selectivo madrileño.

En el resto de plazas europeas, la pauta de corrección la marcaba el Ftse Mib milanés, que sufría un retroceso del 2,1% al ecuador de este miércoles. Mucho más moderado era el comportamiento del resto de plazas, que oscilaban entre pérdidas del 0,2% y débiles ganancias de no más de una décima porcentual. El que mejor esquivaba el rojo es Londres, mientras que el paneuropeo EuroStoxx 50 llegaba a ceder un 0,3% en algunos cruces.

La divergencia de tono que han tenido las subastas de deuda celebradas por Roma y Berlín daba lugar a una prima de riesgo que cedía ya a primera hora hasta los 347 puntos básicos. El ánimo inversor se dejaba sentir, sobre todo, en la rentabilidad exigida al ‘bund’ alemán de referencia en el mercado secundario, pues repuntaba hasta el 1,72%. Mientras tanto, los tipos del bono español a diez años se mantenían estables en el 5,19% sobre el que ya se colocaron ayer.