El Ibex 35 se despide de los 8.700 puntos lastrado por los bancos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El indicador por excelencia de la Bolsa española, el Ibex 35, pierde a media sesión de este martes los 8.700 puntos que había logrado aguantar en las últimas sesiones. El retroceso que se apunta la casi totalidad de los valores bancarios lastran a un selectivo que es incapaz de apoyarse en una prima de riesgo estable en los 352 puntos básicos.

Los expertos vuelven a vaticinar para hoy una sesión de movimientos laterales y poca visibilidad en unos mercados que optan por tomarse un respiro antes de que llegue el zenit de la temporada de presentación de resultados a esta orilla del Atlántico. Los inversores, pendientes de la postura final de la Comisión Nacional del Mercado de Valores sobre el veto a las posiciones bajistas, son incapaces de celebrar las buenas cifras de sentimiento económico que llegan desde Alemania y Francia este martes.

Ante este panorama, el Ibex 35 alcanza el ecuador de la jornada con descensos del 0,6% que le llevan al entorno de los 8.625 puntos, por debajo de la cota que en los últimos días había logrado salvaguardar. Entre los valores que más pesan en su caída se colocan Sacyr (-2,3%), FCC (-2,2%), Viscofan (-2%), Sabadell (-1,6%), BBVA (-1,4%) y CaixaBank (-1,3%). Mientras tanto, BME (+1,9%) y Dia (+1,3%) celebran la posibilidad del levantamiento de la prohibición de cortos y una mejora de consejo por parte de Morgan Stanley, respectivamente. Los acompañan, en la poco concurrida zona de ganancias, Ferrovial (+0,8%) y Bankinter (+0,6%) entre otros.

En el resto de plazas europeas, el rojo se convierte en el color dominante. El EuroStoxx 50 cede un 0,4% a media sesión, pero logra salvar los 2.700 puntos. Entre los parqués que más pierden destacan Milán (-0,6%) y Zúrich (-0,9%). En torno al medio punto porcentual cae el BEL 20 de Bruselas, mientras que París y Fráncfort, animados en parte por las buenas cifras de sentimiento económico, marcan un retroceso del 0,3%. Londres, por su parte, iguala a media sesión la cota de cierre de ayer.

Por el mercado secundario de deuda, tras una apertura poco amable para los bonos periféricos, los ánimos vuelven a la calma a media sesión. La prima de riesgo se mantiene estable en los 352 puntos básicos tras haber repuntado a primera hora al filo de los 360 enteros. Los inversores exigen a los papeles españoles a diez años una rentabilidad del 5,19%, mientras que a los ‘bunds’ alemanes de referencia se les pide tipos del 1,67%.

Al otro lado del Atlántico, tras el cierre mixto de ayer y a la espera de referencias macro como el sentimiento económico de la Conference Board, los cruces más madrugadores de Wall Street se decantan también por las ventas. Los futuros del Dow Jones pierden un 0,2% a dos horas de que suene la campana en Nueva York, un descenso que se eleva en una décima en el caso del S&P 500 y del tecnológico Nasdaq.