Los analistas recuperan el apetito por Repsol con sus primeras cifras de 2012

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Repsol comienza a reponerse del golpe de la expropiación de su filial argentina YPF y, con sus primeras cifras de cierre de 2012, ha logrado recuperar la atención de los expertos. Sus cifras de reposición de crudo y sus más inmediatas previsiones de negocio se han ganado el aplauso de un buen número de expertos, que vuelven a incluir la petrolera entre sus apuestas favoritas.

Este lunes, los inversores se desayunaban con revisión alcista de consejo para Repsol por parte de varias casas de análisis. Desde Bankia Bolsa, elevan su opción a comprar títulos de la compañía y desde Renta 4 recomiendan sobreponderar el valor en cartera, es decir, que tenga un protagonismo mayor en la cartera de sus clientes del que goza en el agregado Ibex 35. Desde MG Valores destacan además la estabilidad de la retribución que ofrece la compañía, que el curso pasado recurrió por vez primera al dividendo en acciones.

Las primeras cifras conocidas del ejercicio 2012 en la compañía, a la espera de que se publique su balance pormenorizado, han sido las causantes de esta vuelta del apetito por sus títulos. Según la propia Repsol dio a conocer en Londres el pasado viernes en un encuentro con analistas e inversores, su tasa de reemplazo de reservas petrolíferas se ha incrementado por encima del 170%. Un porcentaje que duplica el de hace solo cuatro años en la energética y que, con el fin de semana de por medio para su estudio, parece ganarse el aplauso de los expertos.

A cierre de septiembre, la presidida por Antonio Brufau gozaba de reservas por 1.700 millones de barriles, cuando a mismo mes de 2011, los depósitos guardaban 1.509 millones, una pista del buen ejercicio que pese al tropiezo en Argentina podría haber cerrado la cotizada, advierten los expertos. Y, de cara al futuro más inmediato, las previsiones también son optimistas, pues la compañía pretende explorar alrededor de 32 pozos en este año 2013 -aunque podría llegar a las 40 prospecciones- y otros 30 para 2014.

La intención de Repsol de conseguir una “fuerte actividad” en la división de aguas profundas en Brasil, EEUU, Noruega y Canadá también se perfila como uno de los puntos fuertes de la cotizada de cara al medio plazo. Tras los sucesos de las revueltas en el Magreb, pretende recuperar su plena actividad en Libia y Argelia y, pese a la batalla política desatada al respecto, cree posible mantener su plan de sondeos en las Islas Canarias.

Por aspectos técnicos, Julián Lirola, analista de Selfbank, cree que la penalización del valor por la pérdida de YPF continúa siendo “excesiva”, por lo que cotiza barata en términos de ratio PER frente a su media histórica. Además, la posible desinversión en la división de gas licuado, podría desembocar en una mejora de rating por parte de las agencias de calificación crediticia, apunta Miguel Llorente, gestor de carteras en Capital at Work.

A la espera de las cuentas definitivas de 2012, el consenso de mercado otorga un precio objetivo de 18,64 euros a Repsol, lo que implica un potencial alcista del 7% sobre precios actuales de cotización. Según datos recogidos por FactSet, sobre la petrolera se dibujan 21 recomendaciones de compra, 15 de mantener y tan solo tres de venta.