Grupo Nostrum pide el concurso de acreedores para seis de sus filiales

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Seis de las compañías filiales de Grupo Nostrum podrían entrar en concurso de acreedores. Así lo ha solicitado voluntariamente la cotizada en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) español, que ha apuntado hacia la escasez de negocio y las dificultades para integrar a la agencia Grupo Ñ como principales causas de esta situación.

El cerco de los acreedores pesa ahora sobre las marcas Grupo Nostrum RNL, Sineusis E-Communications, Neomedia General de Comunicación, Nova Publicidad y Marketing, Origen Ñ de Comunicación y Storm Digital Communications. Una situación que se ha precipitado después de que la compañía cerrase su balance para 2012, marcado por los números rojos. Ya el mes pasado, la compañía formuló un expediente de regulación de empleo para el despido de 49 de sus empleados en su sede de Madrid.

Ante esta compleja situación, que ahora queda en manos de los juzgados de lo Mercantil de Madrid, Nostrum se ha apresurado a señalar a través de un comunicado que espera conseguir el apoyo de sus prestamistas para un nuevo convenio “en el plazo más breve posible”. Igualmente, la cotizada del MAB ha recalcado que la solicitud no afecta a otras firmas de su trama empresarial y que “presta sus servicios de la manera habitual a sus clientes”; está “plenamente operativa”, defiende el comunicado.

La escasez de negocio en el mercado publicitario, punto fuerte de negocio de Nostrum, unida a las dificultades para el cobro a clientes han hecho imposible la devolución del préstamo participativo suscrito con New Winds Group para la compra de Grupo Ñ en los términos inicialmente pactados. Una situación que se ha extendido, por tanto, a las firmas que garantizaron la operación.

Pese a estas novedades, Grupo Nostrum no marcaba hoy negociación alguna en el parqué madrileño y se aferraba a su precio de cierre de ayer, en los 0,84 euros por acción. Esta cota da idea a las dificultades que la compañía ha lidiado desde su desembarco en el MAB por noviembre de 2010, cuando se convirtió en la novena compañía cotizada en esta plataforma. Entonces, debutó a un precio unitario de 4,89 euros, un 82,8% por encima de su cotización actual.