Indecisión en el mercado: el Ibex 35 y la prima de riesgo alcanzan la media sesión en tablas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El selectivo madrileño por excelencia, el Ibex 35, alcanza la media sesión de este jueves en tablas con el cierre de ayer. La presión vendedora a la que invitan las cuentas de Bankinter y Apple se contrarresta con la ampliación del techo de deuda en EEUU y el parqué consigue salvar los 8.600 puntos por la mínima frente a una prima de riesgo también estable.

Las malas perspectivas que los débiles resultados de Apple han sembrado en el ánimo inversor se dejan notar en una sesión europea que se debate entre ligeras caídas y frágiles avances desde la apertura de los parqués. Por su parte, los que buscan el rebote se apoyan en la elevación del techo de deuda en EEUU, tal y como esperaban los expertos, y en un índice PMI manufacturero chino mejor de lo esperado por el consenso de analistas.

Con este panorama, el Ibex 35 alcanza la media sesión madrileña totalmente plano, entre coqueteos a un lado y otro de la gráfica. Por el momento, el selectivo consigue aferrarse a los 8.600 puntos básicos que en algunos cruces de primera hora comprometía con escaso margen. Entre las que no ceden posiciones están Mapfre (+1,9%), Mediaset España (+1,8%), Abengoa (+1,2%), Dia (+1,1%) y Gas Natural (+0,8%). Mientras tanto, los valores que encabezan la tabla de retrocesos son Indra (-2%), Bankinter (-1,5%) que cotiza sus débiles cuentas anuales, BME (-1,4%), Acerinox (-0,9%) y Acciona (-0,8%).

En el resto de plazas europeas, la indecisión de los inversores se repite en todos los casos. Entre los parqués que aguantan en el lado más amable de la gráfica se colocan el Ftse 100 de Londres (+0,3%), el BEL 20 de Bruselas (+0,3%) y el CAC 40 de París (+0,1%). Mientras tanto, el DAX de Fráncfort, el AEX de Ámsterdam y el Ftse Mib de Milán se inclinan por retrocesos de una décima porcentual. Más acusado es el repliegue inversor en el EuroStoxx 50, donde los 2.700 quedan a salvo pese a las caídas del 0,2% a media sesión.

Ya en el mercado secundario de deuda, la escasez de movimientos también se repite. Los bonos españoles a diez años rentan al 5,03% al ecuador de la jornada, mientras que los inversores exigen al ‘bund’ alemán de referencia unos tipos del 1,52%. Resultado de estas dos cifras es una prima de riego que se mantiene estable en el filo de los 352 puntos básicos, sin grandes cambios desde el cierre de ayer.

Al otro lado del Atlántico, el descontento por las previsiones de Apple se palpa desde primera hora en el mercado de futuros. Los derivados de la compañía del iPhone ceden un 10% en algunos cruces, mientras que el tecnológico índice Nasdaq del que forma parte apunta hacia una apertura un 1,3% a la baja. Los futuros del S&P 500 se dejan contagiar también de pesimismo y ceden un 0,2%, mientras que los del Dow Jones apuntan un 0,1% arriba a falta de poco menos de dos horas para que Wall Street abra sus puertas.