Pescanova se dispara en Bolsa entre especulaciones sobre sus cajas accionistas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La cotización y el volumen de negocio en Pescanova van como un tiro desde que empezó 2013. El precio de sus acciones se ha incrementado en un 20% y la negociación nunca ha bajado de los 100.000 títulos. La especulación sobre los futuros movimientos de las cajas de ahorros que aún permanecen en su accionariado han desatado el interés por el valor.

Desde que empezó el baile de fusiones entre las cajas de ahorros españolas, su presencia en cualquier cotizada ha sido motivo de especulación al respecto. Ahora, que las entidades comienzan a hacer caja con sus antiguas participaciones para hacer frente a los muchos costes de su integración y al saneamiento de sus balances, la presencia de cinco cajas en Pescanova a través de una sociedad conjunta ha desatado el interés de los inversores de perfil más oportunista.

En el mercado corre en los últimos días -en que la negociación se ha disparado aún con más fuerza- un rumor que habla de que algún inversor importante habría ya dispuesto todo para su salida a un precio garantizado de 18 euros por acción. Un precio que precisamente esta semana ha logrado recuperar la alimentaria tras un 2012 marcadamente bajista y que muchos atribuyen a un hipotético pacto de las cajas accionistas con algún banco colocador, han comentado con este portal algunos gestores de carteras que no han querido dar demasiadas probabilidades de cumplimiento a este escenario.

Las cajas implicadas en el asunto son la castellana Caja Duero (ahora Caja España-Duero), la zaragozana Ibercaja, la balear Sa Nostra (integrada en BMN), la alicantina Caja de Ahorros del Mediterráneo (absorbida por Banco Sabadell) y la andaluza Unicaja. Todas ellas participan en Pescanova desde hace seis años a través de la sociedad instrumental Liquidambar, propiedad de EBN Banco de Negocios, cuyo capital se reparten entre ellas con distinto porcentaje. Hoy por hoy, mantienen un paquete del 3,393% en el accionariado de la piscícola.

Más allá de estos factores más puramente especulativos, los analistas encuentran algunos factores fundamentales que podrían haber ayudado a esta remontada de precios en Pescanova: el incremento de posiciones por parte de alguno de sus accionistas de referencia en las últimas semanas, el brusco desplome del 34,8% que la cotizada acumuló en 2012, la promesa de sacar a Bolsa su filial chilena de acuicultura. En este sentido, cabe destacar que el empresario Demetrio Carceller se convirtió en el segundo máximo accionista de la firma hace solo unas semanas a través de la cervecera Damm.

Mientras se resuelve el misterio de qué harán las cajas de Liquidambar con su participación en Pescanova, el precio de sus acciones ha pasado de los 14,00 euros a rozar los 17,00 unitarios. La negociación ha movido en las últimas dos semanas 3,4 millones de acciones que suponen un 12% del capital de la compañía y la media anual de títulos negociados en este 2013 prácticamente cuadruplica los registros de 2012. Y es que, en el ‘rally’ de fin de año que también se anotó la cotizada solo negoció más de 100.000 títulos en dos ocasiones, cifra que siempre se ha superado con holgura este enero con la única excepción del miércoles día 2, primero del Año Nuevo.

La especulación en Pescanova, parece estar servida sobre la mesa. Mientras tanto, el consenso de analistas recomienda comprar títulos de la entidad, para los que fijan un precio objetivo en el entorno de los 21,00 euros, según datos recogidos por FactSet.