El Tesoro logra colocar más de los 4.500 millones de euros previstos a un coste menor

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Tesoro Público ha vuelto a superar con éxito otra subasta de deuda. En esta ocasión, ha emitido deuda a medio y largo plazo a través de bonos y obligaciones a 3, 5 y 28 años, que se supone es más difícil de colocar entre los inversores. Y a pesar de ello ha logrado captar 4.505 millones de euros, ligeramente por encima del máximo previsto inicialmente (4.500 millones de euros), con una demanda que ha duplicado a lo adjudicado, y comprometiéndose a pagar un interés menor que en subastas precedentes.

Para los bonos a 3 años, el interés marginal (o el más elevado de la subasta) ha sido del 2,77%, inferior al 3,39% de la emisión anterior (en diciembre) y el más bajo desde marzo de 2012. Los bonos a 5 años se han colocado por un tipo marginal del 3,8%, frente al 4,03% de la subasta precedente (hace 7 días) y también el menor desde hace 10 meses. En el caso de las obligaciones a 28 años, el interés ha alcanzado el 5,7%, desde el 5,93% de la cita anterior, celebrada en diciembre, la única de 2012.

Con esta tercera subasta resuelta con éxito, el Tesoro ha empezado con buen pie un ejercicio en el que tendrá que realizar una emisión bruta de entre 215.000 millones y 230.000 millones, dependiendo de la adhesión de las comunidades al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) a lo largo del ejercicio.

La emisión de deuda nueva se quedará cerca de los 71.000 millones de euros en 2013, incluyendo también los recursos destinados al FLA, lo que supone una reducción del 26% respecto al año pasado. Una de las grandes novedades en las emisiones de 2013 y con efecto ya en uno de los bonos emitidos este jueves es la inclusión de las Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) en todas las emisiones con plazo de amortización mayor de un año.