El pesimismo del Banco Mundial aúpa la prima de riesgo a los 360 puntos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

os inversores se inclinan de forma decidida a media sesión de este miércoles por cosechar las ganancias acumuladas en anteriores jornadas. Las pesimistas previsiones económicas del Banco Mundial, que prevén una más débil recuperación para las economías desarrolladas impulsan a la prima de riesgo a los 360 puntos básicos, mientras el Ibex 35 lucha por aguantar los 8.550.

El Banco Mundial ha reducido sustancialmente sus previsiones de recuperación del pasado mes de junio. Ahora considera que el PIB mundial en 2013 caerá una décima frente al repunte del 0,7% que esperaba este verano. La Eurozona no sale mejor parada de unas expectativas que dibujan caídas del 0,4% para 2012 y un crecimiento de solo el 0,9% para este ejercicio frente al 1,4% que calculaban hace siete meses.

Con estas proyecciones sobre la mesa y la fuerte corrección sufrida esta madrugada por las bolsas de Asia, los inversores del Viejo Continente optan también por las ventas. Así, la prima de riesgo remonta repentinamente hasta los 360 puntos básicos a media sesión de este miércoles. El mercado exige a los papeles españoles a diez años una rentabilidad del 5,09%, cuando al ‘bund’ alemán de referencia se le reduce presión hasta tipos del 1,49%.

La retirada de posiciones también se deja notar en renta variable, especialmente en los valores y parqués que más habían remontado en estos primeros compases del año. Así, el Ibex 35 cede un 0,6% y se aferra a la cota de los 8.550 puntos al ecuador de la jornada. Las cotizadas que más lastran al selectivo son ACS (-3,7%), Mapfre, BME y Enagás, que ceden un 2,6% cada una. Bankinter (-2,4%), Acciona (-2,1%) y Banco Popular (-2,%) también corrigen posiciones. Del rojo tan solo se salvan un puñado de valores, a la cabeza de ellos Viscofan (+1,5%), CaixaBank (-0,8%), Dia (+0,7%) y Abengoa (+0,5%).

En el resto de plazas europeas, el descenso más brusco se vive en Milán, cuyo índice de referencia pierde un 1,5%. El paneuropeo EuroStoxx 50 abandona los 2.700 puntos al ceder un 0,6%, lo mismo que pierde el Ftse 100 londinense. El DAX de Fráncfort y el CAC 40 de París marcan un retroceso del 0,3% al ecuador de una jornada en que se impone la cautela inversora tras varias sesiones de marcado optimismo.

Al otro lado del Atlántico, la espera a las cuentas anuales de JP Morgan y Goldman Sachs se hace tensa y, con la referencia bajista de Europa, los futuros de Wall Street también se tiñen de rojo. Los cruces más mañaneros sobre el Dow Jones apuntan a un retroceso del 0,4%, mientras que el S&P vaticina caídas del 0,3%. Comportamiento plano para el tecnológico Nasdaq después de haber digerido las malas cifras de demanda del iPhone 5 de la gigante Apple.