El 69% del capital de Repsol acude al dividendo en acciones

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un 69,01% del capital social de Repsol ha optado por cobrar en acciones el dividendo a cuenta del ejercicio 2012. Aunque CaixaBank y Sacyr habrían optado por cobrar en efectivo, según fuentes del mercado, esta segunda edición del ‘scrip dividend’ en la petrolera ha conseguido una mayor aceptación que en su estreno con esta fórmula de retribución.

La petrolera presidida por Antonio Brufau ha emitido 26,27 millones de nuevas acciones con el objetivo de atender el pago de este dividendo en especie al que recurrió por primera vez el verano pasado, en plena digestión de la expropiación forzosa de su vieja filial argentina YPF. Entonces, las turbulencias en la cotización de la compañía hicieron que solo el 63,64% del capital aceptase esta novedosa forma de pago en la compañía.

Fuentes del mercado indican que, como ya ocurriera en julio del pasado año con motivo del dividendo complementario a cuenta del ejercicio 2011, CaixaBank y Sacyr habrían solicitado el tradicional pago en efectivo. El banco, dueño de un 12,98% de la petrolera, afronta la integración de Banca Cívica entre frecuentes desinversiones para obtener liquidez y tiene en el horizonte la absorción del nacionalizado Banco de Valencia. La constructora, titular de un 9,73% de las acciones de la energética, ha destinado tradicionalmente los dividendos de su participada a afrontar los pagos vinculados a sus múltiples créditos.

Los brókeres recuerdan que el pago en efectivo aprobado por Repsol para este arranque de 2013 era un 18,1% inferior al abonado el 10 de enero de 2012, antes de que la de Brufau se apuntase al cada vez más extendido dividendo en acciones. Los inversores que en esta última ocasión han optado por los euros contantes y sonantes han recibido 0,473 brutos por acción frente a los 0,5775 que se embolsaron hace poco más de un año.