Descalabro en TNT: sus acciones caen un 51% tras la ‘espantada’ de UPS

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las acciones de TNT Express han arrancado la mañana de este lunes con un brusco descalabro del 51% en la Bolsa de Ámsterdam. La posibilidad de que la estadounidense UPS finalmente retire su oferta de compra por su compañera de sector cae como un jarro de agua fría en las carteras de los inversores, que se apresuran a deshacer posiciones en la europea.

Las dificultades que, según denuncia UPS, está encontrando en sus conversaciones con la Comisión Europea para seguir adelante con su plan amenazan de muerte una operación que los mercados ya habían descontado en Bolsa. La firma americana de mensajería y logística ha reconocido hoy que, aunque esperaba contar con el visto bueno de Bruselas en los próximos días, sus perspectivas han cambiado radicalmente tras la reunión celebrada el pasado viernes con representantes del regulador europeo antimonopolio.

Con este panorama, las acciones de la holandesa TNT han pasado de valer 8,25 euros cada una a negociarse por poco más de 4,00 en un abrir y cerrar de ojos. Y es que, la estadounidense no está dispuesta a ceder ni una coma más en su plan de compra original y, por su parte, la Comisión Europea parece no estar conforme con la tercera propuesta remitida a sus oficinas por UPS.

Todo parece peligrar diez meses después de que UPS lanzase su oferta sobre el grupo holandés TNT por 6.800 millones de dólares, unos 5.200 millones de euros al cambio. El presidente de la norteamericana, Scott Davis, ha mostrado su malestar con las autoridades comunitarias al reconocerse “muy decepcionado con la postura del regulador” tras afirmar que su compañía había puesto ya sobre la mesa “recursos significativos y tangibles” para responder a las dudas planteadas por Bruselas. Una decisión que podría costarle 200 millones de euros en concepto de indemnización, pese a lo cual sus acciones remontaban un 2% en Wall Street.

En resumen, desde UPS se rechaza cualquier cambio adicional para su plan de desembarco en Holanda al considerar que la “fusión era factible y beneficiosa para todas las partes” en los términos planteados. Sin embargo, las dudas de Bruselas en cuanto al impacto en el reparto del mercado internacional de envíos provocan en TNT una masiva estampida de inversores que ya anticipan la ruptura de conversaciones entre las dos cotizadas, pese a que los expertos destacan la buena posición de la holandesa en solitario.

Una condición que, sin embargo, quedaría amenaza por el probable tanteo de nuevas operaciones transatlánticas por parte de la estadounidense.