La ‘ratonera’ de Montebalito: sus acciones se desploman un 20% tras subir ayer un 74%

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El negocio que el jueves muchos se prometían con el explosivo rebote de Montebalito un día después se convertía en un callejón sin salida. La especulación sobre pequeñas capitalizadas redobló ayer esfuerzos en la inmobiliaria y buena parte de lo escalado ayer en Bolsa (+74%), hoy se volatilizaba (-20%) sin explicación ni sustento por análisis fundamental o técnico.

Tan abultada y brusca fue la remontada del valor el miércoles que incluso la Comisión Nacional del Mercado de Valores llamó a consultas a la dirección de Montebalito. Incluso después de que la presidencia de la cotizada advirtiese de que carecía de “cualquier información sobre operaciones jurídicas o financieras, no hecha pública, y que pudiera alterar de manera significativa el
valor de la acción” el oportunismo inversor aguantó al cierre de sesión alzas del 57,4% para el valor.

Los expertos advierten de que, al calor del ‘rally’ de Año Nuevo que vive el parqué madrileño, los especuladores han redoblado sus esfuerzos por vapulear el precio de algunas pequeñas cotizadas en las que su presencia es habitual. Tal es el caso de Montebalito, una de las muchas inmobiliarias de la Bolsa española que cotiza por debajo del euro por acción y que, por tanto, da más margen de maniobra a las apuestas del ‘trading’ de alta frecuencia. Precisamente, estas son las verdaderas ganadoras de la montaña rusa en que se ha convertido la gráfica de cotización de la compañía, apuntan los expertos.

Algunos de los usuarios que ayer se auguraban un negocio redondo con Montebalito en los foros bursátiles de la Red, hoy lamentaban que el valor volviese a sus andadas bajistas y con tal batacazo que no ha arrancado sesión con el resto de sus compañeras de parqué, debido a las dificultades para encontrar contraparte a la avalancha de órdenes de venta. Los muchos y variados rumores que ayer corrían por el mercado se han quedado en nada, como ya avisaba la propia compañía: ni llegada de un nuevo inversor ni el más verosímil canje de deuda por activos o acciones.

El error de muchos inversores de perfil oportunista, señalan los analistas, ha sido entrar en Montebalito sin fijar ningún cierre a pérdidas o ‘stop loss’. Una barrera de precio en la que vender para no quedarse ‘pillado’ en espirales de volatilidad de las que se valen los más hábiles de la negociación intradía para hacer negocio, continúan. Y es que el último precio marcado por la inmobiliaria este viernes, aún por encima del de apertura del jueves, quedaba muy por debajo de lo que muchos pagaron ayer por entrar en el valor.

La otra cara de la ‘ratonera’ en que algunos comentarios en los foros decían que se había convertido Montebalito la ponían los inversores que llevaban más tiempo atrapados por su estrecha negociación. El rebote acumulado ayer les permitía vender hoy a precios muy superiores a los de las últimas semanas.

Así, el volumen de negociación alcanzaba hoy las 317.000 acciones, cuando lo habitual es que no se sobrepasen las 38.000. Ni siquiera ayer, en plena euforia alcista a ninguna parte, se consiguió tal cifra, ya que solo cambiaron de manos 229.286 ‘montebalitos’, cota que sin embargo ya suponía máximos del último año para el valor.