El Ibex 35 se apoya en el mercado de deuda para aferrarse a los 8.600 puntos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Ibex 35, índice de referencia de la Bolsa española, aguanta a media sesión negociadora de este viernes los 8.600 puntos apoyado en la calma reinante en el mercado secundario de deuda. Pese a la tibieza de las principales plazas europeas y la corrección de los valores financieros, el selectivo asegura posiciones gracias a una prima de riesgo que cae hasta los 333 enteros, mínimos de marzo.

La puerta abierta a una nueva prórroga para que España cumpla con sus objetivos de déficit marcada ayer por Olli Rehn pasa desapercibida en un mercado que se debate entre extender ganancias o recoger las cosechadas hasta ahora. En su lugar, la galopante inflación china y las dudas en cuanto a la balanza comercial estadounidense tiñen de dudas de la sesión en Europa.

Ante este escenario, el Ibex 35 remonta un ligero 0,15% a media sesión y consigue asegurar los peleados 8.600 puntos. Al repunte contribuyen las alzas de IAG (+3,5%), FCC (+2,7%), Bankinter (+2,1%) y BME (+1,5%). En el otro extremo de la tabla de revalorizaciones se colocan los descensos de Banco Popular (-3,3%), CaixaBank (-1,8%), Acciona (-1,7%) y el Sabadell (-1,6%). La gran mayoría de valores financieros acusan el paso por caja de los inversores para rentabilizar las ganancias acumuladas desde comienzos de año.

En el resto de plazas europeas, los titubeos a uno y otro lado de la gráfica marcan una sesión que aguarda a la apertura de Wall Street para definir su rumbo. Entre las que logran aferrarse al terreno amable de la gráfica se colocan el paneuropeo EuroStoxx 50, el Ftse 100 londinense y el DAX de Fráncfort, con alzas del 0,2% en todos los casos. Peor suerte es la que corren los indicadores de referencia de Bruselas y Milán, que ceden un 0,4% al ecuador de la jornada.

Por lo que se refiere al mercado secundario de deuda, la prima de riesgo se mantiene en zona de mínimos del pasado mes de marzo, en los 333 puntos básicos. La rentabilidad de los bonos españoles a diez años cae a un 4,90% muy lejano en el tiempo, mientras que la del ‘bund’ alemán de referencia medra hasta el 1,56%. El éxito de la subasta de deuda de ayer, la primera del año en Madrid, sigue marcando la tendencia.

Mientras tanto, el mercado de futuros de Wall Street se tiñe ligeramente de rojo a la espera de conocer la balanza comercial de EEUU y varios resultados corporativos de cierre de año, como los de Wells Fargo. Los cruces más madrugadores en Nueva York apuntan a descensos del 0,1% en el Dow Jones y el S&P 500, mientras que el Nasdaq se mantiene prácticamente plano con respecto al cierre de ayer jueves.