Se relajan las ganancias en Wall Street a media sesión tras el batacazo del sector tecnológico

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El verde sigue predominando en la bolsa estadounidense a media sesión, pero las ganancias se relajan en el transcurso de las negociaciones debido a la caída del sector tecnológico, tampoco ayudan las débiles ventas de la cadena de joyería Tiffany en las fiestas navideñas. A pesar de ello, las buenas condiciones económicas en China y la decisión del BCE de mantener la tasa de interés consiguen que Wall Street siga al alza.

Mientras que en el ámbito empresarial, los inversores de la cadena de joyeria Tiffany & Co. ven caer sus títulos un 3,89% a media sesión, después de que la empresa rebajase su previsión de beneficios anual. Con su ejercicio fiscal a punto de terminar el próximo 31 de enero, la compañía espera unas ganancias más cercanas a los 3,20 dólares por acción que a los 3,40 dólares que auguró en un primer momento. La joyería señala que esta rebaja tiene que ver con unas ventas comparables casi planas en los últimos dos meses, a pesar de la campaña navideña.

La otra cara de la moneda la presenta la tienda textil Urban Outfitters que ha logrado un incremento del 9% en sus ventas comparables (las registradas en establecimientos de más de un año de antigüedad), gracias a los medios ‘direct-to-consumer’, como su página web, televisiones y catálogos interactivos. Por ello, sus acciones se van un 3,96% al alza en Wall Street.

También afronta en terreno positivo la jornada la cadena de supermercados Supervalu, que repunta un 11,84% tras publicar los resultados financieros de su tercer trimestre finalizado el 1 de diciembre. La compañía reportó unas ganancias netas de 16 millones de dólares o 8 centavos por acción, por lo que parece que ha conseguido revertir su situación del año anterior en el que registró una pérdida de 750 millones de dólares o 3,54 dólares por título.

En cambio, MSC Industrial Direct se deja un 4,44% en el parqué estadounidense en el desarrollo de las negociaciones. A pesar de anunciar un aumento de sus beneficios durante el primer trimestre fiscal, la compañía reconoció una ligera reducción de los márgenes debido a la subida de los costos, por lo que ha reportado además unos pronósticos que se quedan por debajo de lo esperado por los expertos.