El Popular recupera en Bolsa precios anteriores a la ampliación de capital tras su emisión de deuda

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Banco Popular ha arrancado imparable en Bolsa este 2013. Desde Año Nuevo, sus acciones han repuntado un 30% y con el éxito cosechado por su última emisión de deuda en el mercado mayorista ha logrado recuperar precios anteriores a la puesta en marcha de su ambiciosa y bien acogida ampliación de capital. Este miércoles, sus títulos se negociaban a 0,758 euros.

En solo seis sesiones hábiles del parqué madrileño, las acciones del Popular han medrado desde los 0,586 euros a los que cerraron el año 2011 a precios que, en términos comparables, el valor no conocía desde el pasado mes de noviembre, cuando su cotización descontó el efecto de su sonora macroampliación de capital. El último catalizador para esta ‘marcha triunfal’ ha sido la gran demanda que su reciente llamada al mercado de financiación mayorista ha cosechado entre los inversores.

Ayer mismo, el Popular anunciaba el éxito a la hora de buscar dueño para una emisión de 750 millones de euros en bonos a 2,5 años de vencimiento y tipos del 4,125%. De hecho, la rentabilidad finalmente ofrecida se situó en la zona baja del rango inicialmente estimado por el banco de Ángel Ron gracias a que la demanda superó los 1.000 millones de euros. Tal ha sido la euforia desatada con el apetito por los papeles del Popular que otras muchas cotizadas españolas se han lanzado entre ayer y hoy a tantear sus propias emisiones de deuda.

Otra buena parte de la ‘culpa’ del buen pie con que el Popular ha entrado en 2013 viene de la menor presión de saneamientos que se espera para sus cuentas. Tras un 2012 en que las dudas generadas por la auditoría Oliver Wyman y las fuertes exigencias de ‘desenladrillamiento’ promovidas por el gabinete de Luis de Guindos, las normas de solidez impuestas por Basilea III no comenzarán a aplicarse este año como se había descontado. El Comité de Supervisión Bancaria ha regalado cuatro años más de plazo para integrar la exigente regulación de liquidez y solvencia, un hecho que el Popular y otros medianos del sector en España como Bankinter han celebrado sesión tras sesión en la Bolsa de Madrid.

Prueba del renovado apetito del mercado por Banco Popular, además del avance del 7,5% con que hoy celebraba la buena marcha de sus finanzas, es que en las últimas jornadas es un habitual entre los valores más negociados del parqué madrileño. Este miércoles a media sesión ya habían cambiado de manos 132 millones de sus acciones, un registro que prácticamente igualaba su máximo de las últimas dos semanas para una sesión completa. Una avalancha de órdenes compradoras que, motivada por unas razones u otras, ha aupado el valor hasta precios que algunos analistas descartaban para el medio plazo de la entidad.

La cotización conquistada hoy devuelve pues al de Ángel Ron al mes de noviembre. Entonces, sus acciones pasaron a cotizar del entorno de los 1,20 euros cada una a los 0,70 euros por descuento en el precio de las antiguas acciones del valor de los derechos de suscripción preferente sobre los nuevos títulos de la ampliación con la que logró eludir la entrada de ayudas públicas en su capital. Ahora, reforzando su estructura financiera con nuevas emisiones de deuda, el Popular encara su remontada hacia los 0,80 euros por acción. Próxima barrera a superar por el valor mientras no pierda de vista unos ya lejanos 0,51 euros por título, destacan los chartistas.