Urbas avanza en su ‘operación acordeón’ y convierte a sus proveedores en accionistas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Los proveedores impagados de Urbas son desde este martes sus nuevos accionistas. Así lo ha comunicado al supervisor del mercado la propia constructora al anunciar el cierre del primer paso de su ‘operación acordeón’: la conversión de una buena parte de su deuda no financiera en nuevas acciones propias para aliviar su apalancado balance.

En total, según ha informado Urbas Grupo Financiero, tenedores de deuda por un total de 827.572,53 euros se han acogido a esta propuesta por la que recibirán acciones en lugar del efectivo que hasta ahora la cotizada había sido incapaz de satisfacerles. Es así que, una vez se formalice la entrada de estos nuevos accionistas, el capital social del grupo quedará fijado en 9,41 millones de euros.

Puesto que la directiva de Urbas tenía la autorización de sus accionistas para ampliar su capital social hasta un máximo de 9,53 millones de euros, el tramo restante hasta dicho importe queda “pendiente de ejecución” para un plazo máximo de 12 meses, según lo acordado en junta el pasado mes de diciembre. En otras palabras: la maltrecha cotizada deja la puerta abierta a que más acreedores se unan a una operación “altamente beneficiosa” que borra de un plumazo amplias partidas de su pasivo y mejora así “los ratios financieros” de la cotizada.

El pasado mes de diciembre, los socios inversores de Urbas acordaron igualmente reducir el valor nominal de sus acciones con el fin de recuperar cierto equilibrio patrimonial en la compañía mediante lo que se conoce como ‘operación acordeón’. Esta estrategia pasa por una rebaja de capital social -las acciones de Urbas pasarán a tener nominal de 0,01 euros por acción en lugar de los 0,10 actuales- para después emitir nuevas acciones ya a ese precio.

Por lo que se refiere a la operación de canje de deuda con proveedores y otros acreedores no financieros, el descuento de nominal ya queda recogido en los términos de la operación. En cualquier caso, los registros de la CNMV aún no recogen la reducción y fijan el capital de Urbas en 85,88 millones de euros. Mientras, la capitalización bursátil del grupo apenas alcanza los 3 millones de euros, cifra que podría verse aún más reducida con las más que probables ventas en masa de estos nuevos accionistas a la fuerza una vez reciban sus nuevos títulos.