La cifra de ventas minoristas ‘regala’ a Dia el liderazgo del Ibex 35 con alzas del 5% en Bolsa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La cadena de supermercados Dia ha logrado mantener el tono alcista con que despidió 2012 y en lo que va de este nuevo año sus acciones ya remontan más de un 10%. Este martes, lidera los avances del Ibex 35 con un repunte de hasta el 5,3% en los cruces más optimistas tras haberse conocido que las ventas minoristas en Europa rompen con tres meses de tendencia bajista, augurando un buen cierre de cuentas anuales para la cotizada.

En el mes de noviembre, según se ha dado a conocer hoy, los comercios minoristas incrementaron su facturación un 0,1%. Una buena noticia para el sector que, aunque lejos de las cifras de 2011, llevaba todo un trimestre viendo como sus ventas menguaban cada vez con más fuerza, recuerdan los expertos. Los expertos esperan que si en los últimos meses, en medio del clima de deterioro general al que se ha hecho referencia, Dia fue capaz de incrementar su facturación, esta mejoría podría suponer incluso unas cifras por encima de las ya altas previsiones trazadas por muchas casas de inversión.

Para mayor apoyo de esta posibilidad, España -mercado doméstico de la firma de superdescuento- se escapa de entre la lista de países europeos con ventas minoristas más débiles. Según los datos de noviembre, estos puestos corresponden a Portugal, Irlanda y Luxemburgo.

La mejora de recomendaciones con que varios brókeres han querido ‘calentar’ el cambio de año en Dia se deja notar en una gráfica que está ya a un paso de alcanzar los recién revisados precios objetivos de la compañía. Pese a todo, la mayoría de analistas recomiendan comprar o mantener participaciones en el valor y no pasar aún por caja.

Este martes, el volumen de negocio en Dia igualaba ya al ecuador de la sesión la media de una jornada completa. En las compras que volvían a aupar al valor se colocaban Ahorro Corporación Financiera, Banesto y UBS, mientras que las ventas las dirigían los gestores de Deutsche Bank, Mirabaud Finanzas y Morgan Stanley.