Los especuladores vuelven a tumbar las bolsas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las ventas masivas han vuelto una sesión más a los parqués del Viejo Continente y también a Wall Street. Esta vez el caldo de cultivo para los ataques especulativos ha sido la decisión de la Fed estadounidense para canjear deuda a corto plazo del Tesoro por títulos a largo plazo, con el fin de aligerar los compromisos de pago de las arcas públicas de la mayor economía del mundo. Un plan que, aunque esperado, muchos han juzgado insuficiente para evitar el parón económico.

A las críticas a la decisión de la Fed, se ha unido el miedo provocado por las dudas del FMI sobre la solvencia de los bancos europeos. Con estos ingredientes, los especuladores han vuelto a reforzar su ataque sobre los valores industriales y cíclicos y los valores bancarios, con lo que las ventas indiscriminadas han vuelto con fuerza a las bolsas.

En las ventas de hoy ha desaparecido la distinción entre los parqués denominados periféricos y las economías centrales. De hecho, el CAC francés y el DAX alemán se han colocado a la cabeza de las pérdidas en el entorno del 5% en ambos casos, pocos minutos antes del cierre de sesión.

En los periféricos, los índices más bajistas han sido el BEL20 de Bruselas y el PSI20 de Lisboa, con caídas cercanas al 5,5%. Tampoco se han quedado atrás los parqués de Londres y Milán, con descensos del 4,6% y del 3,88% respectivamente. La única que ha logrado amortiguar parte de la presión vendedora ha sido la Bolsa griega, con un retroceso del 3,23% al cierre de la sesión en Atenas.

Una vez más los valores más castigados han vuelto a ser los bancos. En especial los que se encuentran más expuestos a la deuda de las economías periféricas de la Eurozona. Los franceses Crédit Agricole y Société Générale, en el centro de mira de los especuladores desde el pasado agosto, se han dejado más de un 9% cada uno. Un 8,5% los títulos de Arcelor Mittal, uno de los valores cíclicos sobre los que también se ha desatado la presión vendedora en las últimas semanas.

En Lisboa, más de 5% se han dejado las entidades Espírito Santo y Portugûes de Investimento y, en Atenas, Alpha Bank se ha dejado hoy más de un 5,66% de su valor bursátil. También las ventas han llegado a Deutsche Bank, que ha caído un 8,26%.

Este desplome ha venido acompañado de un nuevo repunte en la prima de riesgo de las economías más dañadas por la crisis de deuda en Europa. Los bonos españoles a diez años han aumentado su rentabilidad hasta el 5,36% en el mercado secundario al borde de los 370 puntos de diferencial con el ‘bund’ germano, al 1,67%.

Para completar un jueves negro para los mercados, la caída del índice manufacturero de China para septiembre ha provocado el desplome en el precio de los futuros sobre los metales, de los que el ‘gigante asiático’ es un gran consumidor. La plata ha sido el más castigado, con un descenso del 9% en su cotización hasta los 36,82 dólares por onza. El oro ha caído un 4,27% a los 1.728 dólares y el cobre, un 5,4% a los 3,5 dólares por libra.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA