Los especuladores resucitan a las inmobiliarias en Bolsa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las inmobiliarias encadenaron hoy su segunda jornada de vértigo en Bolsa. Compañías como Urbas, Metrovacesa y Aisa se dispararon más de un 20% y otras, como Reyal Urbis, llegaron a registrar una espectacular revalorización cercana al 50%. Detrás de estos avances se esconde mucho más que los signos de recuperación económica. Los valores que peor comportamiento han registrado en la Bolsa en el último año son, casualmente, las inmobiliarias.

Así, no es extraño que los expertos hablen de especulación para explicar la causa de estas desproporcionadas subidas. Además, otro de los motivos que manejan es el escaso número de acciones que cotizan en el mercado, el denominado ‘free float’.

“Son valores muy poco líquidos, y con 6.000 euros puedes moverlo”, afirman los expertos.

Metrovacesa, por ejemplo, está controlada por BBVA, Santander, Caja Madrid, Banesto, el Popular y el Sabadell en un 63,4%; mientras que la familia Sanahuja controla un 30%. La compañía registraba subidas a media sesión superiores al 23%, en torno a los 28 euros por título.

A pesar de este repunte y del 29,89% que registró ayer, pierde un 30% de su valor bursátil desde que comenzó el año y casi un 50% en los últimos doce meses. En el caso de Reyal Urbis, que se disparaba un 48%, el ‘free float’ es inferior al 10%. Esta inmobiliaria, que lideraba hoy las subidas del mercado continuo, es el valor que mayores pérdidas acumula en el último año, más de un 60%.

“Comentarios como los de la Fed y el BCE sobre el fin de la recesión hacen que los valores más baratos estén en boca de todos”, comenta Juan Enrique Cadiñanos, de EJD Valores. “Es un sector muy de moda en este momento, aunque no deja de ser por motivos especulativos”, añade.

Además, otra de las novedades del sector en la Bolsa es el elevado volumen de negociación. Colonial movió a media sesión casi 46 millones de títulos, cuatro veces más que el Santander y ocho veces más que Telefónica, los valores más activos del mercado español. Urbas tampoco se quedó corta, al negociar más de 13 millones de acciones.