CaixaBank recurre a la venta de acciones para evitar una OPA sobre Abertis

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

CaixaBank finalmente ha tenido que optar por la vía que menos le gustaba para esquivar la formulación de una OPA sobre Abertis. Tras casi completar los tres meses de espera que marca la ley para ver si el acuerdo accionarial con OHL le devolvía a su posición inicial, la entidad catalana se ha visto obligada a deshacer parte de sus posiciones en el grupo de infraestructuras.

El banco presidido por Isidro Fainé había repetido en varias ocasiones que su intención era esperar al cierre del acuerdo accionarial y estratégico entre OHL y Abertis -que asumiría los negocios de la primera en Chile y Brasil- para evitar vender una de sus más antiguas y estratégicas inversiones. Sin embargo, los flecos sueltos de un acuerdo para los que se espera aún un largo tiempo de resolución, han forzado a la entidad catalana a recurrir al mercado para reducir su peso en la presidida por Salvador Alemany del 31% al 29,9%.

A mediados de este mes se cumplía el plazo para que CaixaBank resolviera su situación en el grupo de infraestructuras; ya que la ley española obliga a lanzar una OPA por todo el capital social de una compañía cuando se supera el umbral del 30%. Sin embargo, los problemas que OHL está encontrando para transmitir íntegros sus activos en Brasil a su compañero de sector, los expertos esperan que la transmisión del 10% de Abertis a OHL se prolongue durante un tiempo más allá de este plazo.

El mercado daba buena cuenta de que el recurso a la venta no era lo más deseado por el banco heredero de laCaixa con descensos del 2,5% en su cotización. A todo ello se sumaba la rebaja de consejo que Carax-AlphaValue propinaba a la catalana por haber reducido su peso en Abertis. Los expertos de este bróker ahora recomiendan comprar el valor en lugar de sobreponderarlo en cartera.

Este viernes, los gestores más activos en las ventas sobre CaixaBank eran UBS, Banco Espírito Santo y Deutsche Bank. Mientras tanto, los saldos netos compradores más abultados los acumulaban las mesas de operaciones de la barcelonesa de la propia entidad, y las de Madrid y Valencia de Société Générale. La venta de hoy, además, se suma a la reciente desinversión que la de Fainé llevó a cabo en el portugués BPI, donde traspasó un 9,4% de su capital a un vehículo inversor presidido por la hija del presidente de Angola.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA