El Ibex acentúa su caída y la rentabilidad del bono a diez años vuelve a subir al 7%

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El desencanto que provocó ayer el BCE continúa haciéndose notar este viernes en los mercados. El Ibex 35 llega a media sesión con caídas del 1,5%, marcadas por las caídas de los bancos, y pierde ya los 6.900 puntos. Mientras, la rentabilidad del bono español supera de nuevo el 7%.

El Ibex se convirtió ayer en el índice más castigado de Europa, con un correctivo del 3% y en los primeros compases de la sesión de hoy volvía a ostentar el mismo y dudoso honor. Los inversores echaron en falta el jueves más estímulos económicos por parte del Banco Central Europeo, más allá de la esperada bajada de tipos de interés a un mínimo histórico del 0,75%. Las referencias de Wall Street tampoco ayudaron, y la presión de la deuda acabó desinflando la cotización de bancos.

Este viernes la historia se repite ante las malas cifras de producción industrial publicadas para España, la tibieza de la sesión asiática y la nueva remontada de la prima de riesgo.

En el mercado secundario de deuda, los bonos españoles a diez años superaban una vez más la cota de rentabilidad del 7% que rondaba desde primera hora de la mañana. El diferencial, por tanto, entre éstos y los bonos alemanes de referencia (1,378%) pasaba de rozar los 550 puntos básicos de primera hora a remontar por encima de los 565 enteros. Todo ello en una jornada en que se ha conocido que la vida media de la deuda viva del Estado español es la más baja desde 2004, ya que hace más de un año que el Tesoro no emite papeles ni a 15 ni a 30 años.

En el caso de Italia, el nuevo paquete de ajustes anunciado esta madrugada por el Gobierno de Mario Monti relajaba la tensión con respecto a lo que ocurría en España. Mientras que su índice bursátil de referencia no cedía más allá de medio punto. El efecto no era tan claro en el mercado de deuda, que también se duele de que el BCE no prevea compras a corto plazo. La prima de riesgo de Roma frente al ‘bund’ ascendía hasta los 500 puntos de los 460 básicos de primera hora y la rentabilidad de sus bonos a diez años superaba en 38 puntos el 6% de rentabilidad.

De vuelta a España, los valores que con más fuerza golpeaban el gráfico del Ibex 35 volvían a ser constructoras y bancos. El más bajista de los 35 grandes de la Bolsa española era BBVA, que respondía con descensos cercanos al 5% a una conversión parcial de bonos emitidos por la entidad en 2007. La búsqueda de liquidez de algunos de los inversores de estos títulos daba pie a este pronunciado descenso.

En el otro extremo de la tabla de revalorizaciones, Gamesa, que celebraba la apuesta por el reparto de un nuevo dividendo en acciones que refuerce su capital. Por su parte, Grifols cedía del 1,7% arriba de primera hora hacia un más modesto 0,6% de rebote, haciendo gala de su carácter refugio gracias también a una mejora de consejo del bróker estadounidense Citigroup, que le cuenta como uno de sus preferidos del parqué madrileño.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA