Moody’s amenaza con más recortes de rating y la cotización de los bancos cae

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El miedo a que la agencia Moody’s propine un recorte generalizado de calificación a la banca española hoy mismo, cuando se ha tramitado la solicitud formal de rescate ante Bruselas, ha dado paso a descensos que, en algunos casos, duplicaban los de primera hora de la sesión. La situación es crítica, ya que muchos cotizados podrían entrar en la categoría de ‘bono basura’.

Los títulos de los dos grandes referentes del sector en la Bolsa española, BBVA y Banco Santander, ampliaban su descenso al entorno del 3%, duplicando en ambos casos los recortes de precio de primera hora. Bankinter, aquejado también de problemas con los tribunales, ampliaba este porcentaje al filo del 4% de caída. CaixaBank, que según las primeras auditorías a la banca española quedaría fuera del rescate europeo, también se dolía de estos rumores con un retroceso bursátil cercano al 2%.

La voz de alarma la han disparado diversos medios de información económica, tanto nacional como internacional, citando a fuentes cercanas a la dirección de diversas entidades españolas que habrían sido informadas ya por la estadounidense del recorte de ‘rating’ preparado para el cierre de hoy. De confirmarse, se trataría del tercer golpe que los bancos españoles reciben en poco más de un mes por parte de las agencias de calificación. La misma Moody’s ya degradó la nota de 16 entidades españolas el pasado 17 de mayo.

Si el recorte es de hasta tres escalones, como en otras ocasiones, los títulos de deuda de varias entidades financieras entrarán en la categoría de inversión especulativa o ‘bono basura’, lo que implicaría su salida automática de carteras que por estatutos o normativa legal solo pueden invertir en activos de alta calificación crediticia. Lo cierto es que CaixaBank, Sabadell, Bankinter, Banco Popular y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) están oficialmente en revisión para nuevas rebajas y, en algunos casos, ya se encuentran al filo de la temida calificación especulativa.

La única entidad cotizada española que permanecía ajena a estos rumores es Bankia, que aliviada por el rescate que hoy se solicita a Bruselas luchaba por recuperar el euro por acción. Ante su complicada situación económica y el agujero revelado por el equipo de José Ignacio Goirigolzarri, parece que la entidad ya ha descontado cualquier recorte de consejo o ‘rating’ en su valoración de mercado, apuntan los expertos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA