La Bolsa celebra el canje de convertibles del Popular

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las acciones de Banco Popular se anotaban este martes alzas de más del 1%, por encima de las del Ibex 35 en los primeros compases de la sesión. El mercado celebraba así las cifras de aceptación que ha cosechado el canje bonos convertibles por otros a más largo vencimiento propuesto por la entidad.

En total, el banco presidido por Ángel Ron ha conseguido el canje de 656,5 millones de euros en bonos convertibles en acciones de una emisión de 700 millones realizada en octubre de 2009, de la que quedaban unos 688 millones en poder de los inversores. Estos bonos hubieran vencido el próximo año, dando lugar a una nueva ampliación de capital con su consecuente efecto dilutivo y, posiblemente, la huida de varios inversores.

Con el canje, que desplaza el vencimiento del 95,39% de estos bonos al año 2015, los inversores se han mostrado más atraídos hacia el valor, uno de los más golpeados en el parqué en lo que va de año. Las dudas sobre el sector financiero español y los esfuerzos por absorber el gallego Banco Pastor le han costado al Popular un desplome acumulado del 53% desde principios de año.

El mensaje de confianza que implica el canje a más largo plazo de los inversores en bonos y el atraso en la consiguiente ampliación de capital también ha animado las compras sobre el valor. Además, el Popular ha destacado que esta emisión de bonos puede contabilizarse como capital de máxima calidad según los criterios de la Autoridad Bancaria Europea, con lo que mejora su posición de cara a los requisitos de ‘core capital’ que las entidades deben cumplir al cierre de este mes de junio.

A conseguir una aceptación tan amplia del canje, apuntan fuentes próximas a la entidad citadas por EFE, ha contribuido el hecho de que se haya mejorado su rendimiento del 5% anterior al 7% de los actuales, cuyo primer anuncio tuvo lugar el pasado mes de abril. En renta variable, los compradores más activos eran BBVA, Deutsche Bank y el bróker del propio Popular. Mientras tanto, las ventas corrían a cargo, principalmente, de JP Morgan, Banco Espírito Santo y Morgan Stanley.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA