El apetito inversor de FCC dispara a Realia en el parqué

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La cotización de Realia ha llegado a repuntar este jueves un 6,7%, hasta hacerse con uno de los primeros puestos en la tabla revalorizaciones del Continuo. Un vertical ascenso que ha sido posible gracias al apetito que hoy ha mostrado FCC en hacerse con las acciones de las que la nacionalizada Bankia pueda desprenderse con el fin de hacer parte de la caja que tanto necesita.

La constructora FCC, que es actualmente propietaria de un 30,02% del capital social de Realia, no parece dispuesta a ver cómo las eventuales desinversiones a la desesperada de su socio en la inmobiliaria -Bankia es dueña de un 27,65% de la cotizada- hunden el precio de su participada. Así, su presidente Baldomero Falcones ha anunciado este jueves en junta de accionistas que estaría dispuesto a reforzar su peso en la cotizada hasta un 45%.

En palabras de Falcones ante los inversores reunidos hoy en Barcelona, “a los precios actuales podría interesarnos aumentar nuestra participación en Realia”. El presidente de la compañía de infraestructuras ha destacado que su inmobiliaria “está castigada en Bolsa, vale mucho más; soy consciente de ello y los analistas también” y ha defendido que cuenta con “un balance saneado y con activos magníficos”.

Unos activos estrella que también podrían engrosar a consecuencia del plan de caja de Bankia. Algunos expertos del sector financiero creen que la maltrecha entidad podría vender su sede en una de las madrileñas Torres Kio -gemela de la sede actual de Realia. Falcones ha anunciado también que, en caso de que Bankia decida colgar el cartel de ‘se vende’, es un inmueble muy atractivo para reforzar la cartera de Realia, que busca focalizarse cada vez más en los negocios de alquiler en lugar de los de promoción inmobiliaria.

A precios actuales de mercado, el paquete accionarial que Bankia mantiene en Realia lograría 40,29 millones de euros. Cifra de la que seguramente, dicen los analistas, se quedaría muy lejos si se procediera a una colocación acelerada al mejor postor, como ya ocurrió en Bolsas y Mercados Españoles (BME). Puesto que el primer interesado en que el precio de su participada no se desplome es FCC, los inversores han apostado por la toma de posiciones en el valor una vez que la sombra de Bankia -que aún sigue pesando sobre Indra, Mapfre, NH Hoteles y Deoleo entre otras- se desvanece sobre la cotizada.

En lo que va de año, las dudas sobre la evolución del mercado inmobiliario han dado pie a un descenso acumulado del 50% en Realia, circunstancia que también ha golpeado a Bankia, la entidad financiera más ‘enladrillada’ de España. Hoy, los gestores que más apostaban por las compras sobre el valor eran Mercavalor, Agenbolsa y Banco Sabadell. Mientras tanto, las ventas las comandaban desde las mesas de Renta 4, Interdin Bolsa y la propia Bankia Bolsa. El volumen de negocio se mantenía en línea con su media anual diaria a media sesión.

Otro proyecto compartidos

FCC y Bankia, como herencia de Caja Madrid, comparten otro proyecto más: la concesionaria Globalvía. A la espera de que la constructora entable conversaciones con Bankia para un eventual traspaso de acciones en Realia, FCC no ve conveniente ahora una operación similar sobre la operadora de autovías.

Baldomero Falcones ha justificado que la actual situación del mercado no recomienda este movimiento y que el ejercicio pasado entraron en su capital dos fondos de pensiones con bonos convertibles en acciones a cinco años por 400 millones de euros: el holandés PGGM y el canadiense OP Trust.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA