BME consigue batir a sus rivales europeos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Bolsas y Mercados Españoles (BME), la cuarta Bolsa europea por contratación, ha conseguido batir a sus rivales en el segundo trimestre gracias al fuerte impulso en la contratación de la renta variable. El número de títulos intercambiados superó en un 14,2% a los de los tres primeros meses del año, algo que contribuyó a impulsar los ingresos del grupo hasta un 9,4% en comparación con el mismo periodo de 2008, hasta los 90,9 millones de euros.

Estos resultados son más que favorables, sobre todo si se comparan con el resto de grandes gestoras de Bolsa en Europa, donde la actividad comercial creció más lentamente. En la Bolsa de Londres aumentó un 3%, mientras que en NYSE Euronext el incremento interanual fue del 6,1%.

La rentabilidad de BME puede atribuirse en parte a la relativa falta de competencia en el mercado interno, a pesar de la llegada de las plataformas alternativas de negociación. A finales del año pasado, los analistas eran muy pesimistas sobre el impacto que supondrían para el holding, ya que muchos creían que iban a suponer una fuga de negociaciones hacia esas plataformas. Pero la realidad, al menos por ahora, es muy distinta. Los inversores prefieren ser conservadores, sobre todo en momentos de incertidumbre como los actuales, y aunque Turquoise y Chi-X han comenzado operar en España, la cuota de mercado que arañan es muy escasa.

La gestora de los mercados españoles acaparó en el segundo trimestre el 99% de las operaciones, mientras que London Stock Exchange manejó el 68% de las que se produjeron en el Reino Unido. Euronext gestionó el 73% de las operaciones, frente al 92% de hace un año, y Deutsche Boerse acaparó el 79% del comercio en Alemania, cuando el año pasado esta cifra ascendía al 93%.

Algunos analistas creen que si BME no se ha visto afectada por la competencia del mismo modo que otros mercados ha sido, en parte, porque opera con un modelo integrado verticalmente, lo que significa que no es tan dependiente de la actividad comercial como otras gestoras bursátiles.
Este modelo de negocio integra toda la cadena de valor del mercado de valores, desde la admisión a la cotización, la contratación de cualquier instrumento financiero cotizado hasta su compensación y efectiva liquidación. Este eje central de la cadena se complementa con actividades dirigidas a facilitar el acceso telemático a los mercados y a las labores de post-contratación, compensación y liquidación. Es pues, «un modelo de negocio que captura la cadena de valor completa», señala BME.
La Bolsa Italiana y la alemana también usan esta misma estructura.

Durante el mes de julio de 2009, la Bolsa española negoció en renta variable 95.472 millones de euros, un 10,8% más que en junio. Esta es la cifra mensual más elevada desde octubre del pasado año. El volumen acumulado en los siete primeros meses de 2009 se ha situado en los 516.805 millones de euros, un 37% por debajo de igual período del ejercicio anterior. En el mes de julio se han intermediado 11.700 millones de títulos, lo que representa un 12,4% más que en junio y un 10% más que en el mismo mes de 2008, a la vez que representa la cifra mensual más alta registrada en 2009. El número de títulos negociados en los siete primeros meses alcanza los 67.622 millones, un 1,1% más que en el mismo período del pasado año. Las negociaciones en julio han supuesto 2,76 millones, un 5,8% más que en junio. El número de negociaciones acumulado en los siete primeros meses ha sido de 17,9 millones, un 17,7% menos que en el mismo período de 2008.

La Bolsa española ha cerrado el mejor julio de su historia, pero si se cumplen los pronósticos de los expertos, el recién estrenado mes no correrá la misma suerte. Los analistas anticipan un agosto “difícil”. Las cotas altas de volatilidad que se aproximan y las recientes subidas de los últimos meses hacen pensar que tarde o temprano la “sobrecompra presionará” y las fuertes caídas volverán.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA