Endesa digiere mal en Bolsa el recorte de Moody’s a dos filiales

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La eléctrica Endesa ha tenido que lidiar este jueves en el parqué madrileño con el recorte de ‘rating’ propinado por la estadounidense Moody’s a dos de sus filiales. En este sentido, la cotizada ha llegado a perder hasta tres cuartos de punto en los primeros compases de la sesión, más allá de lo que cedía el selectivo Ibex 35.

La agencia de calificación crediticia ha recortado su nota para International Endesa y Endesa Capital a ‘Baa1’ desde ‘A3’. Una rebaja que implica la pérdida de la máxima escala en el baremo de la estadounidense para que las filiales de la energética de capital italiano queden a solo dos peldaños de los llamados ‘bonos basura’. Precisamente a su matriz italiana, el grupo Enel, es a donde apunta la agencia para justificar su decisión al señalar que la firma transalpina “no se recuperará posiblemente hasta más allá del periodo 2012-2013”.

Según Moody’s la generación de caja de la presidida por Borja Prado continuará viéndose comprometida por las condiciones económicas de los países periféricos de la Zona Euro, los cambios regulatorios en algunos de estos mercados y la caída de la demanda energética a consecuencia de una menor actividad industrial. En el sentido de la regulación, la agencia de Warren Buffett apunta que en las próximas semanas el Ejecutivo de Mariano Rajoy anunciará nuevas medidas contra el déficit de tarifa que irán más allá de las anunciadas en marzo. Algo que, a juicio de la neoyorquina, podría debilitar aún más la situación financiera de la compañía italiana.

En los primeros compases de la sesión, el Ibex 35 titubeaba a ambos lados de la gráfica con respecto al cierre de ayer y Endesa quedaba en líneas generales más rezagada que el índice y siempre por debajo de compañeras de sector como Iberdrola y Gas Natural Fenosa. El volumen de negocio se mantenía en línea con su media anual.

Al lado de las ventas, los gestores que más presionaban la cotización de Endesa eran los de JP Morgan, Barclays y Deutsche Bank. En el lado opuesto de la ventanilla, los brókeres que apostaban con más fuerza por las compras en términos de saldo neto operativo eran los de Santander, Capital at Work y Gestión de Activos Mediterráneo, el bróker de la subastada Caja de Ahorros del Mediterráneo.