La Seda estrena su ‘contrasplit’ con descensos en Bolsa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A solo un día para que La Seda de Barcelona presente sus resultados trimestrales, la cotizada ha estrenado su agrupación de acciones en un mercado escéptico con sus planes de futuro. A consecuencia de este escenario, sus títulos no se han revalorizado por 100 como habría cabido esperar después del mencionado ‘contrasplit’, sino solamente por 92.

En otras palabras, si no se hubiera producido la agrupación de acciones, cada título antiguo de La Seda valdría hoy 0,013 euros, es decir, un 6,4% menos que al cierre del viernes, a 0,014 euros por acción. Con este cierre semanal se fijó el precio de referencia desde el que se ha orquestado finalmente el ‘contrasplit’ con el que el mercado venía especulando desde hace tiempo, como ya adelantó este portal, y que la junta general de accionistas aprobó finalmente el pasado 3 de mayo.

Con la aprobación de los inversores, el consejo de administración de la química catalana finalmente optó por recurrir a la agrupación más voluminosa de las que se había barajado: desde hoy cada 100 antiguas acciones de La Seda se corresponden con una nueva. Las otras opciones era agruparlas de 50 en 50 ó de 10 en 10. Esto que explica que en las pantallas de la Bolsa apareciese hoy que la cotizada sufría una revalorización de casi triple dígito, algo que debiera haberse producido en caso de ‘repetir’ el precio de cierre del viernes.

Sin embargo, explican los expertos, la falta de concreción sobre el futuro más inmediato de la compañía, junto al miedo a los resultados que la firma pueda presentar mañana ha frenado los ánimos inversores sobre este tradicional de la volatilidad en el parqué madrileño. Desde la compañía, por su parte, se asegura que ya se está trabajando en el calendario de la próxima ampliación de capital por 40 millones de euros con la que completar lo que en jerga financiera se conoce como operación acordeón. Un movimiento que está destinado a favorecer la internacionalización de la división de embalajes de la compañía y a sanear su balance financiero.

En lo que hay menos concreción y, por tanto, más desconfianza por parte de los inversores como se puede apreciar en algunos foros bursátiles, es en la anunciada llegada de un socio industrial para reanimar la división de PET, uno de los negocios fundamentales de Seda. Frente a este panorama, algunos gestores e inversores recomiendan seguir optando por las operaciones especulativas a corto plazo en el valor.

De hecho, algunos recuerdan que en la última ampliación de capital de La Seda fue muy rentable recurrir al arbitraje con la venta de antiguas acciones y compra de derechos de suscripción de nuevos títulos. Una estrategia que podría dar lugar a nuevos descensos en un valor que ya recurrió a la operación acordeón hace doce años y de la que ha cosechado escasos resultados, según algunos expertos que consideran que la situación de la química centenaria es ahora más preocupante que entonces.

Este lunes, La Seda cotizaba por encima de su nuevo valor nominal, en el euro por acción, aunque los resultados que se presentarán mañana parecen ser el punto decisivo sobre el rumbo inicial de esta agrupación de acciones. Los gestores más activos en las ventas sobre el valor eran Renta 4, BBVA y GVC Gaesco. En las compras, el protagonismo recaía sobre Santander, el portugués BPI e Interdin Bolsa. El volumen de negocio, muy escaso, no era comparable al de otras sesiones por el hecho de que el cambio de manos de uno de los títulos actuales de Seda hubiera implicado el baile de 100 títulos hasta el viernes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA