La AIE enciende la alarma sobre el precio del petróleo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) advirtió hoy de que los precios del petróleo se mantendrán altos por la caída de la oferta, como consecuencia de los cortes de suministro en Libia y las tensiones en otros países de Oriente Medio y norte de África. Este escenario puede poner en peligro la recuperación económica mundial debido a un repunte en la inflación que, por ejemplo, ya se está dando en Europa.

Las tensiones que sufren mercados como el libio, que se encuentra en plena guerra civil, no invitan de ninguna manera al optimismo. El país del norte de África, sumergido en una guerra civil desde hace varias semanas, contiene uno de los petróleos más demandados del mundo por su buena calidad. En comparación al crudo de otros países como, por ejemplo, Venezuela, el oro negro que proviene de Libia no necesita apenas tratamiento para convertirse en combustible. Sin embargo, el país, que en 2010 aportó 1,3 millones de barriles diarios, permanecerá cerrado al comercio durante los próximos meses según el informe más reciente de la AIE.

De todos modos, el problema no se reduce a Libia. Los conflictos que se viven en toda la región desde las pasadas Navidades (desde Argelia hasta Irán, pasando por Túnez, Egipto, Siria, Libia, Bahréin, Yemen y Omán) podrían afectar, durante lo que queda de 2011, a más de tres millones de barriles diarios de excelente calidad, según la agencia.

Precisamente, y a raíz de esta situación, los mercados internacionales esperan que la OPEC incremente su producción para tratar de paliar las carencias actuales. Se espera que Arabia Saudí produzca más barriles a partir de mayo, ya no sólo en respuesta a la crisis de la región, sino también a raíz del desastre que ha asolado reciente a Japón. Aunque la AIE tiene sus reservas, debido a que la estabilidad de este país también puede verse comprometida.

Estos datos suponen malas noticias para la recuperación económica, que se ha visto retada por la inflación. Las previsiones del BCE de no superar el 2% se han visto desbordadas. Hoy se ha conocido el dato de España, que refleja una subida de siete décimas desde marzo hasta situarse en un 3,6%, la cifra más alta desde el inicio de la crisis financiera.

Pero, como en todo, también en este escenario hay razones para el optimismo. A pesar de su advertencia, la AIE también ha explicado que los precios del crudo -a 124,62 dólares el barril de Brent al cierre de esta edición- se estabilizarán en el medio plazo gracias a un crecimiento de la demanda.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA