Florentino Pérez ‘vende’ en el Investors Day su derrota en Iberdrola como punto fuerte de ACS

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

ACS ha dado la vuelta a la historia de su fallido asalto a Iberdrola para hacerse con el favor de los inversores internacionales congregados en el Spain Investors Day celebrado este martes en Madrid. La compañía presidida por Florentino Pérez ha aprovechado el encuentro para ‘vender’ su derrota en la eléctrica como un ventajoso movimiento para reducir deuda, pasando por alto cualquier referencia a las exigencias de sus bancos acreedores.

La cotizada, que ha sido la única en remitir a la Comisión Nacional del Mercado de Valores su presentación a inversores en el marco del encuentro, ha convertido su forzosa salida de Iberdrola en uno de sus puntos fuertes. Sin una sola referencia a cómo con la operación se pierde el ansiado acceso de al consejo de administración de la eléctrica, la reducción de deuda se convierte en el principal reclamo de la constructora. Ninguna mención al capital y pleitos que la compañía a destinado durante años a sentar a uno de sus hombres fuertes en la presidida por Ignacio Sánchez Galán.

En su lugar, la presentación de ACS dedica nada menos que dos de las 16 transparencias de que se compone a explicar como la operación ha librado a la compañía, ciertamente, de una parte considerable de su asfixiante deuda. Para que la operación quedase ‘clara’ a los inversores congregados en el Spain Investors Day, le dedicaba tanto espacio como a  la marcha de cada una de sus ramas de negocio.

Los puntos fuertes a los que la de Florentino Pérez hace referencia son el fin de los ‘margin calls’ que debía aportar cada vez que la cotización de Iberdrola cedía de ciertos umbrales de precio previamente pactados, la renovación de sus participaciones hasta 2015 y, sobre todo, la salida de aproximadamente 3.000 millones de euros de deuda de su balance. Sin embargo, lo cierto es que ACS ya tan solo ejerce titularidad directa sobre 74,2 millones de acciones de la eléctrica.

Los bancos franceses Natixis y Société Générale son, en virtud del contrato de derivados por el que la constructora mantiene virtualmente su peso en Iberdrola, son quienes gestionan unos paquetes de 278 y 492,5 millones de acciones de la eléctrica. De hecho, el segundo de ellos ya ha declarado más peso en Iberdrola que el que tenían antes del acuerdo que hoy ACS ha aireado como la panacea a su elevado endeudamiento.

Gracias a este complejo pacto, que requirió de múltiples aclaraciones a la CNMV, y los carteles de ‘se vende’ que prepara para aún más activos de los que ya tiene en venta pretende reducir su apalancamiento a 6.000 millones de euros a cierre de 2012, cuando en diciembre de hace dos años rebasaba los 9.300 millones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA