El mercado penaliza a China Mobile por la posible salida de Vodafone de su capital

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las acciones de China Mobile cerraron hoy la sesión con una depreciación del 1,3% frente a la subida del 1% del índice Hang Seng después de que la prensa británica publicara que Vodafone planea vender su participación en el mayor operador mundial de telefonía móvil.

Según ‘Sunday Times’, la operadora británica quiere deshacerse de su 3,2% en China Mobile por algo más de 4.000 millones de libras (4.860 millones de euros). El rotativo indica que el acuerdo previsiblemente se aprobará antes de que Vodafone publique en noviembre la actualización de su estrategia empresarial y cuenta ya con el visto bueno del consejero delegado de la empresa británica, Vittorio Colao.

Las fuentes citadas por este diario afirman que Vodafone debe decidir ahora si busca un inversor estratégico para vender su paquete accionarial o lo saca a la venta en la Bolsa de Valores de Hong Kong, que es donde cotiza China Mobile.

La inversión de la empresa británica en China Mobile, que tiene más de 554 millones de clientes (Vodafone cuenta con 347 millones), se remonta al año 2000 y la decisión de deshacerse de este negocio responde a que se quiere mantener un perfil internacional más bajo.

El movimiento buscaría tranquilizar a los inversores, que consideran que Vodafone necesita desprenderse de activos sobre los que no tiene el control total.

Los banqueros y analistas consultados por el ‘Times’ indicaron que también es probable que Vodafone venda el casi 25% que tiene en Polkomtel, la principal compañía polaca de telefonía móvil. Vodafone también es propietaria del 45% de las acciones de la estadounidense Verizon Wireless y del 44% de la francesa SFR, en unos porcentajes que no le otorgan el control total de los negocios.