Las compras de un ‘caballero blanco’ desatan la especulación en Adolfo Domínguez

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El agosto de los especuladores ha llegado con tardanza este lunes a Adolfo Domínguez. Las compras de primera hora de un inversor no identificado con una prima del 34% frente al cierre del viernes han desatado todo tipo de rumores en la textil y disparado tanto su volumen de negocio como su precio a cotas no vistas en el valor desde hace meses.

En la subasta de apertura de este lunes, cada acción de Adolfo Domínguez ha llegado a cotizar a 4,75 euros al compás de unas alcistas órdenes de compra que han abonado el terreno para la llegada de multitud de apuestas especulativas. Con estas primeras compras de la sesión, la textil ha retomado precios que no veía desde el pasado mes de marzo. Aún más, la cotizada no veía los 4 euros por título desde mediados de abril.

La especulación desatada sobre la identidad de este, quizá involuntario, ‘caballero blanco’ y los motivos que podrían haber motivado sus caras compras, dicen los gestores de carteras, han sido el motor de un aluvión de órdenes de compra y unas alzas que prevén efímeras si no se confirma una noticia importante para el valor en los próximos días. Una teoría que apoyan en el hecho de que el explosivo rebote de este lunes, que a media sesión se moderaba al entorno del 14%, no hubiera sido suficiente para superar ninguna de las resistencias clave a medio plazo para la marca de modas.

Las compras de primera hora, que algunos inversores llegaban a atribuir en algunos foros bursátiles a manos fuertes dentro del accionariado de Adolfo Domínguez, solo movían unos 6.000 títulos. Sin embargo, el efecto llamada de su elevada prima provocaba que el volumen negociado en la compañía alcanzase ya a media sesión las 31.000 acciones. Una cifra que superaba y con creces las 3.000 acciones en que se sitúa su media anual de una jornada completa.

En lo que va de año, la textil se ha dejado un 22% de su precio en Bolsa, acuciada por un volumen de ventas en descenso que ha llevado a la compañía a formular un expediente de regulación de empleo en algunas de sus plantas y no prever su vuelta a beneficios hasta 2014. Además, su reciente salida del índice Ibex SmallCap ha supuesto, según algunos expertos, la salida de dinero inversor hacia otras firmas del sector ante el temor a menos liquidez negociadora.

Este lunes, los gestores más activos en la fiesta bursátil de Adolfo Domínguez eran, a ambos lados de la ventanilla, algunos de los más frecuentes en movimientos especulativos a corto plazo dentro de pequeñas cotizadas. Al ecuador de la jornada, en compras, los más destacados eran Renta 4, Interdin Bolsa y Ahorro Corporación Financiera -el bróker de las cajas de ahorros-, mientras que las ventas eran terreno capitaneado por CaixaBank, BBVA y GVC Gaesco.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA