Los ‘brókers’ internacionales vuelven a apostar por algunas cotizadas españolas

El castigo que acumula la Bolsa española ya es suficiente, al menos en el caso de algunas cotizadas. Ésta es la opinión que en las últimas jornadas se repite en los informes de varios bancos internacionales de inversión que aconsejan a sus clientes tomar posiciones en algunos ‘blue chips’ madrileños de cara a un brusco rebote en el corto plazo.

Tras meses en el que el consejo predominante en renta variable era la venta de todo lo que tuviera que ver con España, los ‘brokers’ internacionales comienzan a hacer distinciones. La recomendación de cortos en Bolsa española ha dado paso a la de compras muy escogidas para aprovechar los bajos precios a los que algunas sólidas cotizadas del parqué madrileño han descendido en las últimas semanas.

Este mantra que ya venían repitiendo algunas casas de análisis e inversión españolas desde hace tiempo se ha ganado ahora para su causa a nombres como Citigroup. El banco neoyorquino dice en un reciente informe que “la oleada de ventas en mercados periféricos como España ha ido demasiado lejos y demasiado deprisa”. Un escenario que, según sus expertos, deja la puerta abierta a “algún repunte a corto plazo” en determinadas cotizadas españolas.

En otras palabras, el informe de los expertos Citi dice es momento de aprovechar la “oportunidad de reducir tácticamente la infraponderación [en España]”, aunque en todo momento deja claro que sin poder generalizar todavía ni tan siquiera a todo el índice Ibex 35. Un cambio radical para una entidad que se define a sí misma como “abogada de hace tiempo de preferir el Norte al Sur de Europa”, una opción en la que se encuadran también otros gigantes de la inversión como Goldman Sachs y Fidelity.

La agresividad de la última oleada indiscriminada de ventas, debida en gran parte a las órdenes automáticas una vez que el Ibex cayó bajo la referencia de los 7.000 puntos, se ha saldado con un desplome del 20% para el índice desde mediados de abril. Un comportamiento que ha aumentado la brecha entre las 35 grandes de la Bolsa española y las 30 de la de Fráncfort hasta cotas desconocidas en los últimos 20 años cuya permanencia parece imposible para varios analistas.

En definitiva, un escenario que genera una buena oportunidad para apostar por las cotizadas más pesadas del Ibex 35 menos endeudadas, con negocios más sólidos y menos ligadas al volátil sector financiero que, sin embargo, se han visto golpeadas por las ventas sin el control directo, en muchas ocasiones, de una mano humana. Tal es el caso de Iberdrola.

Los expertos de Citi destacan que la eléctrica española es hoy por hoy una opción mucho más atractiva que la alemana RWE. El banco neoyorquino aconseja comprar Iberdrola desde hace unas semanas al considerar que incluso en el peor de los escenarios regulatorios para la energía en España, los flujos de caja de la presidida por Ignacio Sánchez Galán serán siempre suficientes “para cumplir con los objetivos de ‘capex’ y con los compromisos de pago de dividendos”. El golpe propinado por las ventas aceleradas de ACS ha dejado a la eléctrica con un descuento del 20% en términos de precios entre ganancias frente a la prima del 60% que ostentaba hace sólo seis meses.

Ingredientes que, según el bróker, apuntan hacia una pronta recuperación progresiva de precios en el valor que no esperará hasta la mejora generalizada de la economía española, algo que los más pesimistas no esperan hasta dentro de tres años. Por lo contrario, para RWE el panorama que Citi dibuja recoge unos ingresos en retroceso, dificultades para cumplir con su programa de inversiones, mientras que cotiza con cierta prima frente a alguna de sus comparables del Norte de Europa.

La segunda española de a bordo hacia la que apuntan sin tapujos los expertos de Citi es Inditex, uno de los valores que ha logrado zafarse de los envites bajistas más turbulentos del mercado bursátil. La textil presenta unas perspectivas de negocio muy superiores a las del sector energético en Europa, del que la alemana E.On es referente. La apuesta del emporio gallego por crecer en Asia y otros mercados emergentes se ha ganado a los expertos en cotizadas minoristas de Citi, que se declaran “fans a largo plazo de la cotizada” en uno de los informes de la entidad.

La fundada por Amancio Ortega sale también vencedora incluso enfrentándose a la también minorista Henkel. “Los inversores que estén pensando en aumentar su exposición a España tras la reciente debilidad del mercado, deberían hacerlo aquí”, dice Citi en referencia a Inditex, que ha pasado de marcar un sobreprecio del 60% frente a la alemana a sólo un 30%, a pesar de que sus cifras de negocio justificarían incluso la vuelta a la primera cifra.

Habrá que esperar a las próximas semanas para comprobar si llega el esperado rebote a estas cotizadas que han sido castigadas sin motivos de base o la pérdida de un nuevo soporte en el Ibex vuelve a golpearlas con ventas indiscriminadas sobre el conjunto del índice. Las apuestas están hechas sobre las cotizadas más selectas de una Bolsa española que pierde ya un 17% en lo que va de año.